Un nuevo modelo entra en la gama de SUV de la firma, el Hyundai Venue es el nuevo todocamino de acceso de Hyundai

Como ya avanzamos, el nuevo Hyundai Venue es el siguiente SUV a incluir dentro de la gama de vehículos de corte campestre de la firma coreana. Un producto presentado a nivel mundial con un mismo objetivo: llegar al cliente que busca un todocamino de pequeñas dimensiones.

Así se presenta este coche nuevo. Asumiendo las características propias de un utilitario urbano presentado con un traje aventurero, un corte juvenil y un cierto toque de irreverencia. El SUV alternativo.

Alternativo a otros SUV como su hermano el Hyundai Kona (14 cm más largo que el Hyundai Venue), a su primo el Kia Stonic (11 cm mayor que el nuevo SUV) también alternativo, en todos los aspecto al Hyudai i20 pero con el que comparte longitud 4,03 metros.

Es en este nicho donde el Hyundai Venue viene a ubicarse. La alternativa SUV al i20 pero más pequeño que el Kona y que vendrá a plantar cara, de forma directa, contra el Kia Seltos, el próximo SUV de la marca perteneciente al mismo grupo automovilístico, con el que compartirá plataforma.

Con todo esto, las medidas del coche, además de las longitudinales, dejan al nuevo todocamino con una anchura de 1.170 mm, una altura de 1.565 y una distancia entre ejes de 2.520 lo que le capacitan una homologación para hasta 5 viajeros.

Entre los asistentes o dispositivos de ayuda a la conducción, además de los obligatorios ADAS destacan la cámara de visión posterior, el control de presión de neumáticos y un despliegue de 6 airbags.

En el otro capítulo tecnológico, no podrían falta los alicientes en cuanto a los sistemas de conectividad, información y entretenimiento, aunque aparezcan de manera opcional, a los que se tendrá acceso y configuración a través de la pantalla táctil de 8 pulgadas de la consola central, sino, contará con un sistema de audio genérico con una pantalla informativa de 3,8 pulgadas.

Gasolina sí o sí

El bloque que dará vida a este coche será alimentado en exclusiva por gasolina. El motor de cuatro cilindros, 1.591 centímetros cúbicos (1.6), MPi y que vaya asociado, o bien, a una caja de cambios manual, o bien, a una automática, en cualquier caso, de 6 velocidades que dirigirá su trabajo irremediablemente al eje delantero.

Sin que exista posibilidad de una tracción integral, solo se ofrecerá con una configuración motriz como tracción delantera 2WD con tres modos de conducción (Sport, Eco y Normal) y hasta tres configuraciones (Snow, Mud, Sand), para mover un coche con 123 CV de potencia y un par motor de 151 Nm en cualquier situación.

El consumo mixto homologado para la configuración con caja automática se fija en 7,2 litros de gasolina cada 100 km recorridos y unas tasas de emisiones de 165 gramos de CO2 por cada kilómetro recorrido y de 7 L/100 y 160 g de CO2/km, para el caso de la manual.