Con la cuarta generación del Hyundai Santa Fe, el SUV coreano sube un escalón en refinamiento y es capaz de hacer frente a los modelos más selectos de la categoría.

Son ya cuatro generaciones del Hyundai Santa Fe. Un modelo que vio la luz allá por 2001, y al que se puede considerar precursor de los todocamino. En esa época, más allá del Toyota Rav4, los vehículos de este tipo que había en el mercado estaban todavía más cerca de los 4×4 que de los SUV.

Ahora, tres generaciones después y con más de 1,6 millones de SUV vendidos en todo el mundo, de los cuales 400.000 son Santa Fe, Hyundai vuelve a la carga. Y el nuevo Hyundai Santa Fe se convierte en el buque insignia de la marca, ahora que Genesis funciona como división independiente. No compite en un segmento de mucho volumen, pero aporta imagen. Y llega con unas cualidades y un precio que convierten al Hyundai Santa Fe en una magnífica alternativa entre los SUV grandes de 7 plazas.

Hyundai Santa Fe 2019: Grande por fuera… y por dentro

Con buen criterio, Hyundai ha sustituido dos coches por uno. En la gama anterior teníamos un Santa Fe y un Gran Santa Fe. Ahora, con 4,77 metros de longitud (7 cm más que el anterior), el nuevo Hyundai se coloca entre ambas versiones. Y con mayor distancia entre ejes –alcanza 2,76 m– y un diseño mejor resuelto, resulta tan grande por dentro como el anterior Gran Santa Fe.

Del diseño vamos a hablar poco. Lo mejor es que veas las imágenes y el vídeo. El coche impone con la nueva parrilla en cascada y los estilizados faros. Da sensación de poderío, con un perfil muy musculoso. Quizás visto desde atrás recuerde demasiado al Tucson, algo que tampoco supone un problema. Hay hasta 10 colores de carrocería para elegir, muchos de ellos muy llamativos, como el rojo magma, el bronce o el plata tifón.

Hyundai Santa Fe

Por dentro, lo más importante, más allá del agradable diseño y la buena ergonomía, es el aumento de calidad percibida. Salvo algunos plásticos que siguen siendo de tacto duro en la parte inferior del salpicadero, el habitáculo presenta un remate impecable y transmite sensación de solidez, pero a la vez de lujo y de refinamiento, especialmente en las versiones altas de gama.

Hyundai Santa Fe

Hyundai ha decidido comercializar el nuevo Santa Fe en el mercado español con siete plazas de serie. Una tercera fila de acceso mejorado –dispone de función “one touch” que mueve los asientos de la segunda fila con solo pulsar un botón– que no impide contar cuando no se necesita con nada menos que 625 litros de capacidad de maletero. Las cotas mejoran en todas las plazas respecto al anterior Santa Fe, y el nuevo modelo se convierte en un auténtico aliado para los largos viajes, con mucho espacio y confort para los ocupantes de la segunda fila de asientos. Sería uno de nuestros “favoritos” para este tipo de utilización, junto al Skoda Kodiaq y al Volkswagen Tiguan Allspace.

Motores: Mejor diésel que gasolina

A la espera de la versión híbrida enchufable del Santa Fe, y del interesantemild-hybrid, la gama actual del Santa Fe cuenta con un motor de gasolina y con dos turbodiésel. ¿Nuestra elección? El CRDi más potente. Te contamos por qué.

Hyundai Santa Fe

La versión 2.0 CRDi de 150 CV es la de acceso, y se asocia sólo al cambio manual y al acabado Essence. En un coche de este tamaño merece la pena el salto al 2.2 CRDi con 200 CV. Más empuje, mejor capacidad de aceleración y un consumo práticamente equivalente, desde 5,6 l/100 km para el motor “pequeño”, y 5,7 para el 2.2, cifras todavía según el ciclo NEDC. Durante la prueba, nuestro consumo medio se situó en 8 l/100 km, con el coche cargado (cuatro pasajeros y cuatro maletas pequeñas), que no está nada mal.

Además, en los 3.000 euros que supone el salto de motor, te llevas también el acabado Klass, que suma muchas cosas respecto al Essence: parrilla cromada, cristales tintados, raíles de techo, faros tipo LED, llave inteligente, retrovisores plegables automáticos, y luces largas activas, entre otras cosas. Este sería nuestro mínimo recomendable.

Hyundai Santa Fe

Pero hay otro motivo para decantarse por el 2.2 CRDi: es el único que puede asociarse al magnífico cambio automático de 8 marchas de nueva generación desarrollado por Hyundai. Un cambio de convertidor muy suave y suficientemente rápido, que mejora mucho el agrado de conducción, y resulta más eficiente que la caja automática de 6 marchas del Santa Fe con motor 2.4 GDI de gasolina, que procede del modelo anterior.

En cuanto al comportamiento dinámico, el Santa Fe no es un coche especialmente ágil en curva, pero tampoco lo pretende. Cumple su función como SUV para uso familiar a las mil maravillas: cómodo, muy estable, bien aislado de los baches y de la carretera, y con un tacto al volante preciso y muy agradable. Se ha trabajado especialmente el confort de marcha y el refinamiento, y se nota.

Hyundai Santa Fe

Una novedad en esta generación es la tracción total HTRAC desarrollada originalmente para el Genesis, y adaptada a este SUV. También la equipará el nuevo Hyundai Tucson. Reparte la fuerza del motor entre los dos ejes de forma variable, teniendo en cuenta el programa de conducción elegido. En modo sport puede llegar a mandar hasta el 50% al eje trasero, cifra que se queda en el 35 % en modo confort. Cuando se elige el modo Eco, el Santa Fe funciona como un tracción delantera.

Conectividad y seguridad

Entre las novedades en el Hyundai Santa Fe 2019, encontramos por primera vez en la marca un sistema head-up display que proyecta la información sobre el parabrisas. Hyundai ya estrenó un HUD en el Kona, pero en una variante más básica, que proyecta sobre una pantalla de plástico trasparente.

También llegan dos nuevos asistentes, que se suman al enorme despliegue de ayudas a la conducción y seguridad integradas en el paquete Hyundai SmartSense, de serie en todas las versiones. Por un lado, el asistente de salida segura, que bloquea las puertas si detecta que se aproxima un vehículo o un ciclista cuando un pasajero va a salir del coche. Por otro, el asistente de colisión trasera, que ayuda monitorizando el tráfico al salir marcha atrás de una plaza de aparcamiento en batería.

Hyundai Santa Fe

Un elemento interesante es el nuevo sistema de alerta de plazas traseras ocupadas. Avisa con la activación del claxon y el encendido de los intermitentes de emergencia si se bloquea el coche con niños dentro.

Las dos versiones de acceso, Essence y Klass, llevan de serie un sistema multimedia con pantalla de 7 pulgadas y conectividad con Apple CarPlay o Android Auto, que permite utilizar el navegador del teléfono. Incluye reconocimiento de voz y cámara trasera para ayuda al aparcamiento. Las versiones superiores equipan el sistema ya con pantalla de 8 pulgadas y sistema de navegación integrado, con actualización permanente de mapas y suscripción gratuita por 7 años a servicios LIVE (tráfico, radares, precios de combustibles). No falta el sistema de carga inductiva, ni una interesante instrumentación con el reloj principal en una pantalla digital, que cambia la forma de presentar la información y el color en función del programa de conducción elegido.

Precios y descuentos Hyundai Santa Fe

Como siempre cuando se habla de precios, sobre todo en el caso de Hyundai, conviene tener en cuenta los posibles descuentos, sin olvidarnos de los 5 años de garantía sin límte de kilómetros que ofrece la marca. Presta atención, porque en el siguiente listado figuran los precios de tarifa.

A los precios de tarifa del Santa Fe hay que descontar 3.900 euros de la campaña en vigor. Financiando la compra y entregando un coche el descuento máximo puede superar los 7.000 euros

Precios gama Hyundai Santa Fe gasolina (sin descuentos)
-Santa Fe 2.4 GDI 4×4 Aut. Klass:             45.100 €
-Santa Fe 2.4 GDI 4×4 Aut. Tecno:            51.400 €

Precios gama Hyundai Santa Fe diésel (sin descuentos)
-Santa Fe 2.0 CRDi 4×2 Essence:              36.900 €
-Santa Fe 2.2 CRDi 4×2 Klass:                  40.900 €
-Santa Fe 2.2 CRDi 4×2 Auto. Klass:         43.100 €
-Santa Fe 2.2 CRDi 4×2 Auto. Tecno:        49.400 €
-Santa Fe 2.2 CRDi 4×4 Auto. Tecno:        51.400 €
-Santa Fe 2.2 CRDi 4×4 Auto. Style:         55.200 €
-Santa Fe 2.2 CRDi 4×4 Auto. Limited:      55.500 €

Y ahora viene lo bueno. A estos precios tienes que descontar 3.900 euros de la actual campaña en vigor. Esto deja un Santa Fe 2.2 CRDi automático 4×2 con acabado Tecno, que sería una de nuestras recomendaciones, en 45.500 euros. O un Klass, que tampoco es mala opción, por 39.200 euros.

A partir de aquí, suma y sigue. Si financias la compra con la marca, añade 1.800 euros de descuento adicionales, y las posibilidades de los servicios de Hyundai MOVE. Aquí, entre otros, puedes elegir la sustitución de frenos y neumáticos incluída en la cuota, o coche de cortesía. Y si tienes un vehículo para entregar en el momento de la compra, independientemente de la marca que sea, puedes conseguir otro descuento adicional de 1.500 euros. El descuento máximo acumulable se sitúa por lo tanto en 7.200 euros.

Galería de imágenes Hyundai Santa Fe

LA NOTA de Top10Motor
8,5
Artículo anteriorBMW X2 M35i: llega la versión M del SUV urbano más dinámico
Artículo siguienteNuevo Lister LFP: el SUV más rápido del mundo