El grupo Hyundai es el fabricante de mayor calidad de la industria, según el prestigioso estudio realizado por la consultora J.D. Power.

El grupo Hyundai (Hyundai, Kia y Genesis) ha mejorado considerablemente la calidad de sus coches en los últimos años, y ahora ya se sitúa como la mejor de la industria en este aspecto. Según el último análisis realizado por la famosa consultora estadounidense J.D Power, Genesis es la marca que más calidad ofrece en sus modelos, seguida por Kia y Hyundai. Es la primera vez en la historia que las tres marcas surcoreanas comandan el ranking de J.D.Power. Además, las firmas del grupo han mejorado considerablemente su fiabilidad: Hyundai ha pasado del sexto puesto al tercero en este apartado.

Hyundai

Modelos con mejor puntuación

Hyundai

En lo que se refiere al análisis de calidad por modelos, el Hyundai Tucson es el mejor clasificado de su categoría, mientras que el Hyundai Santa Fe ocupa el segundo lugar de su segmento. Por su parte, el Genesis G90 (una berlina premium que solo se produce en el mercado asiático), el Kia Sorento y el Kio Rio también han sido premiados por su calidad. El Kia Rio además ha recibido la mejor puntuación entre los coches compactos.

Hyundai

J.D. Power es la referencia de la industria analizando la calidad de vehículos nuevos, y nuestro resultado en el ranking de 2018 pone de manifiesto el compromiso de toda la compañía en producir vehículos de la máxima calidad”, asegura Omar Rivera, director de calidad y servicios de ingeniería de Hyundai Motor América.

Hyundai

¿En que se basa el estudio de J.D Power?

El estudio de J.D. Power mide la calidad de los coches en base al número de problemas que experimentan los propietarios de automóviles durante los primeros 90 días de su uso.

El 2018, el estudio ha contado con la participación de 75.712 compradores y arrendatarios de vehículos nuevos, quienes fueron encuestados 90 días después de estrenar su automóvil. Las conclusiones del estudio se obtienen a partir de las respuestas de los compradores, quienes han de responder a un total de 233 preguntas, las cuales son configuradas para proporcionar información precisa a los fabricantes de automóviles y así facilitar la identificación de problemas e impulsar la mejora del producto. El estudio se realizó entre febrero y mayo de 2018.