Los aficionados a ‘trastear’ en sus Hyundai con elementos aftermarket están de enhorabuena con la producción de la serie Hyundai N Performance

La N de Nürburging pesa y, cuando una marca decide lanzarse a la aventura de promover versiones más racing de sus productos más sosegados, el producto es radicalmente diferente al primario.

Así nos lo ha demostrado en su prueba el Hyundai i30 N coupé y Fastback, por ejemplo. Dos coches que, en su concepción, no se comercializó una versión extrema y que, con el tratamiento administrado por el departamento N de Hyundai, el coche se transformó de oveja a lobo.

Pero, además de las versiones intermedias, con soluciones como el acabado N Line incluso en SUV, los aficionados a modificar sus coches se quedaban entre el producto salido de fábrica y la miel en los labios, sin poder ajustar o cambiar determinados elementos concretos que, en los paquetes ya instalados de serie, no podían ser sustituidos.

Es por ello que la firma coreana ha presentado en el Salón de Seul, la cita local para el fabricante, una línea de elementos tanto estéticos como para la potenciación mecánica o dinámica. Un catálogo que estará disponible desde final de este año 2019 y que ya anticipó a finales del año pasado con la presentación en el Salón de París de la línea estética N Options en el espectacular Hyundai i30 N ‘N Options’ que mostramos a continuación.

Los productos Hyundai N Performance

Basado en el conocimiento adquirido en el desarrollo de sus coches, bajo la lupa de la división N, se han presentado un paquete con hasta 45 piezas utilizando un Hyundai Veloster N show car.

Lo más interesante reside en las 14 que afectan directamente al comportamiento del coche: desde llantas aligeradas calzados con neumáticos de alto rendimiento, hasta un equipo de freno mejorado, pasando por un sistema de suspensión específico.En el plano estético, se ofrecerán elementos habituales en estas líneas como son las carcasas de los retrovisores y otros que combinan su diferenciación estética con su utilidad aerodinámica como son las taloneras, labio inferior en el rediseñado paragolpes delantero, un difusor trasero o un alerón superior.

En el interior, los asientos tapizados en tejido Alcantara, aportan un carácter más distintivo pero, además, la incrustación de elementos fabricados en fibra de carbono, aúnan esfuerzos en el aligeramiento del conjunto de este coche y de los futuros automóviles que tengan cabida en el catálogo de Hyundai N Performance.