El Ioniq destaca por su carácter deportivo. Incorpora una caja de cambios de doble embrague. Su precio arranca en 23.900 euros y su rival directo es el Toyota Prius, líder del segmento.

La gran prioridad del equipo de ingenieros de Hyundai Motor en el desarrollo del Ioniq fue lograr una conducción dinámica. Este modelo híbrido monta una caja de cambios de doble embrague y tendrá un coste base de 23.900€. El Ioniq presenta una estética bastante similar a la de su rival directo, el Toyota Prius.

_mg_1213-3

Este hibrido coreano utiliza un motor gasolina 1.6 que asociado a un propulsor eléctrico ofrece un rendimiento combinado de 141CV de potencia y 270 Nm de par motor.

En cuanto a la transmisión, incluye una caja de cambios DCT de doble embrague con seis velocidades. Este cambio logra una respuesta muy directa y ofrece una gran eficiencia de transmisión gracias al uso de rodamientos de baja fricción y aceite de baja viscosidad.

“Este cambio de doble embrague es el compañero ideal de un grupo propulsor híbrido”, asegura uno de los responsables de desarrollo

El Hyundai Ioniq monta un paquete de baterías de litio polímero en lugar de las baterías de hidruro de niquel convencionales. Las baterías de Ion-litio aportan un rendimiento máximo superior, una menor sensibilidad al “efecto memoria” y son más compactas y ligeras. El paquete de baterías se sitúa debajo de los asientos traseros con el fin de rebajar el centro de gravedad y equilibrar el reparto de pesos entre ejes.

El capó y portón trasero de este modelo híbrido están compuestos de aluminio, reduciendo en 14kg el peso de estos componentes respecto a otros modelos de la gama. La bandeja del maletero también es un 25% mas ligera. La carrocería por su parte está formada por un 53% de acero avanzado de alta resistencia, lo cual aporta una mayor rigidez a la estructura.

modelos-ioniq-2016-exterior-1080-hires

La puesta a punto del chasis del Hyundai Ioniq corrió a cargo de Hyundai Motorsport Alemania. Las suspensiones delantera y trasera aligeran su peso en 10kg gracias al uso de aluminio, contribuyendo a una conducción más precisa y a que se generen menos inercias.

Con el fin de mejorar la calidad de rodadura y el ruido en la cabina del Ioniq, la marca coreana ha trabajado en mejorar el aislamiento del salpicadero, además de incluir una luneta trasera mas gruesa y una película de reducción de ruido en el parabrisas.

modelos-ioniq-2016-interior-0001-hires