El compacto deportivo surcoreano ofrece un motor de cuatro cilindros con 275 CV de potencia. Incorpora un diferencial antideslizamiento y un sistema Rev-Matching.

El i30 N es el primer vehículo de altas prestaciones de Hyundai Motor bajo la línea N. Tal y como habíamos pronosticado hace unos días, contará con un motor que desarrolla 275 CV de potencia, o lo que es lo mismo 280 PS. Nacido en Namyang, en el centro de I+D global de Hyundai Motor en Corea, y perfeccionado en Nürburgring, uno de los circuitos más exigentes del mundo y sede del centro de pruebas de Hyundai, llegará al mercado europeo a finales de 2017.

Llegará al mercado a finales de 2017 con 275 CV de potencia

Hyundai i30 N

Gracias a su motor 2.0 T-GDI turbo de 4 cilindros que entrega 275 CV de potencia y 353 Nm de par, el i30 N se convierte en uno de los compactos deportivos más prestacionales del mercado. Los rivales directos del modelo surcoreano no son otros que los Honda Civic Type R, Ford Focus RS, Renault Megane RS, Volkswagen Golf R o Seat Leon Cupra.

Incorpora un diferencial antideslizamiento y una función Rev Matching

Hyundai i30 N

El Hyundai i30 N ofrece varias características que lo convierten en un modelo de alto rendimiento. Entre ellas destacan el diferencial electrónico de deslizamiento limitado, la suspensión controlada electrónicamente, el sistema Rev Matching (una función parecida a la que incorpora el Nissan 370Z que se encarga de dar automáticamente un golpe de gas durante las reducciones, simulando la conocida maniobra del “punta tacón) o el Launch Control. El compacto surcoreano también presenta una función overboost que incrementa el par del motor en un 8% y la aceleración entre un 6-7% en momentos determinados.

Un sonido que promete

Hyundai i30 N

El sonido del Hyundai i30 N también ha sido trabajado con mimo y detenimiento Buena prueba de ello es que el coche incorpora un doble silenciador acompañado de un sistema de válvula de escape variable.

El diseño del coche corre a cargo de Hyundai Motorsport

Hyundai i30 N

El diseño del compacto surcoreano no puede dejar indiferente a nadie ya que ha sido creado por la división de competición de la marca asiática, Hyundai Motorsport. El i30 N incorpora unos agresivos paragolpes delanteros y traseros con grandes entradas de aire, además de una línea roja en el splitter delantero que le confiere el carácter deportivo que todo coche de estas características ha de tener. El alerón trasero con forma triangular, las llantas de 18 y 19 pulgadas, los asientos deportivos y el color exterior Performance Blue – inspirado en Hyundai Motorsport – completan la lista de elementos estéticos que conforman la imagen del nuevo Hyundai i30 N.

 “El Hyundai i30 ha sido desarrollado con el único propósito de proporcionar la máxima diversión en la conducción a nuestros clientes gracias a un paquete accesible de alto rendimiento”, comenta Albert Biermann, Vicepresidente Ejecutivo de Pruebas y Desarrollo de Vehículos de Alto Rendimiento de Hyundai Motor Company. “Con los modelos de altas prestaciones N mejoraremos el atractivo de nuestra marca con productos emocionales que satisfarán las necesidades de las personas que disfrutan teniendo una sonrisa en el rostro mientras circulan por carreteras sinuosas y escuchan el sonido del motor. Por ese motivo medimos el alto rendimiento en BPM, latidos del corazón por minuto, en lugar de sólo en RPM, revoluciones por minuto”.