La impresión 3D es una de las tecnologías más prometedoras de este siglo, gracias a ella podremos ser capaces de crear todo tipo de objetos en pocas horas si disponemos de materiales determinados. Hoy veremos su aplicación en el sector automovilístico.

Hace unos años la tecnología 3D empezó a hacerse “popular”. Desde entonces siempre se ha pensado que se convertiría en una de las tecnologías más relevantes del siglo XXI, sin embargo, y años después pudiendo disponer en nuestra propia casa de uno de estos elementos, todavía no se ha estandarizado, ya que aunque a la gente le cueste creerlo, todo lleva su tiempo y esta tecnología todavía se encuentra en “pañales”.

Las grandes industrias sin embargo, capaces de invertir cientos de miles de euros en desarrollar y disponer de las últimas novedades dentro de este campo, disponen de posibilidades realmente increíbles para desarrollar objetos complejos.

Si estás interesado en conocer más a cerca de la tecnología de impresión 3D, te recomendamos visites este artículo.

Es la industria del automóvil la última que se ha visto sorprendida por la eficiencia en el uso de este tipo de técnica. HRE Wheels ha demostrado que todavía existen muchas cosas por descubrir dentro del amplio campo que ofrece la impresión 3D, y por eso, han conseguido imprimir la primera llanta hecha de titanio, increíble si pensamos que este material es uno de los más duros del planeta.

HRE Wheels en colaboración con GE Additive, ha creado la que se ha convertido en la primera llanta de titanio impresa en 3D de la historia. La llanta en cuestión ha recibido el nombre de HRED3D+, y su llegada dentro del sector de los automóviles pretende cambiarlo todo.

Lo más habitual es ver que las llantas que llevan los modelos sean forjadas, creadas por un proceso llevado a cabo a partir de un bloque de aluminio, llegando a eliminar hasta un 80% de este material.

Este proceso es una clara evidencia de pérdida de recursos, energía y tiempo, por eso HRE Wheels ha invertido dinero y esfuerzos en coseguir imprimir la primera llanta de titanio 3D de la historia.

A diferencia del proceso anteriormente explicado, con este método solo se pierde un 5% del material utilizado, es decir, en vez de aluminio es titanio en este caso. Este material es más resistente y más ligero, lo que es mejor a todas luces para cualquier vehículo que se precie.

Estas llantas han sido montadas en un impresionante McLaren P1, una elección increíble para reforzar la atención de este logro gracias a las bellas líneas de un modelo tan deseable como este super deportivo del prestigioso constructor inglés.

A continuación os dejamos el vídeo donde se puede ver el resultado en este precioso modelo: