El Honda NSX se actualiza con ligeros cambios enfocados a mejorar el confort en uso diario, y la deportividad cuando se conduce en circuito.

Llega la primera actualización para el Honda NSX, el deportivo híbrido japonés que está a la venta desde mediados de 2016. Y lo hace con una serie de cambios destinados a mejorar la deportividad. Lo mejor es que no pierde ni un ápice de la versatilidad de la que hace gala el NSX también para utilización diaria.

Honda NSX 2019

Así, lo primero que han hecho los ingenieros de Honda es aumentar la rigidez de las estabilizadoras. Un 26 por ciento en el eje delantero y un 19 por ciento en el trasero. Los elementos en las suspensiones (brazos y manguetas) también son más rígidos, para mejorar la respuesta. De paso, se ha recalibrado el software de control encargado de gobernar el funcionamiento de la tracción total inteligente Sport Hybrid SH-AWD, la dirección de asistencia eléctrica, el control de estabilidad y los amortiguadores activos.

Honda NSX 2019

Hasta dos segundos más rápido en Suzuka

Estos últimos cuentan con tecnología magnetoreológica. Consiste en partículas metálicas dispersas en el fluido interno que reaccionan ante la presencia de un campo magnético, para modificar la dureza del amortiguador en su recorrido. En Honda aseguran que se ha conseguido un tarado más confortable en conducción normal, manteniendo la rigidez necesaria en los programas para conducción deportiva.

Honda NSX 2019

Más cambios que afectan al chasis: los neumáticos. Ahora pasa a equipar de serie unos Continental SporContact 6 de altas prestaciones desarrollados específicamente para este coche. Y como dato representativo para evaluar todas estas mejoras, el NSX 2019 rebaja en dos segundos el tiempo de vuelta rápida en Suzuka respecto al modelo actual.

Donde no hay cambios significativos es en el motor. Se mantiene el sistema de propulsión híbrido con un V6 de gasolina y tres motores eléctricos, para ofrecer una potencia conjunta de 580 CV. Pero para cumplir la normativa de emisiones Euro 6d-TEMP, ha sido necesario modificar los inyectores, e instalar un filtro de partículas.

Honda NSX 2019

Exteriormente, el Honda NSX 2019 ofrece un nuevo acabado para la carrocería en color naranja con efecto perla. Color que también puede aplicarse a las pinzas de freno cuando se eligen los frenos cerámicos opcionales. También hay cambios en el acabado de la parrilla frontal, que pasa a estar pintada del color de la carrocería. Y para el interior, tapicería completa de cuero en color rojo, o una combinación de Alcantara y piel en tonos azules.