El nuevo Honda e llegará a producción a finales de este año y ya tiene más de 25.000 reservas. Tendrá una autonomía de 200 kilómetros y tracción trasera.

Hace algunas semanas, el fabricante ya desveló el nombre y algunas de las características de su primer coche eléctrico. Se trata del Honda e y está basado en el Honda e Prototype que se pudo contemplar durante el Salón del Automóvil de Ginebra este mismo año.

El primer coche eléctrico de Honda tendrá cuerpo de hatchback, cinco puertas y un motor eléctrico montado en la parte trasero. Además, dicho propulsor transfiere la energía al eje trasero.

La marca asegura que tendrá una autonomía de alrededor de 200 kilómetros y una capacidad de carga rápida del 80% en 30 minutos. El futuro Honda e también ofrecerá una gran habitabilidad en el interior, piso plano y una gran pantalla horizontal dual. Es importante destacar que ya se han realizado más de 25.000 reservas en toda Europa. 

Tal y como asegura el propio fabricante, el Honda e llegará a producción a finales de este mismo año y las primeras entregas llegarán en 2020.

El Honda e equipará espejos retrovisores con cámaras

Aunque el primer coche eléctrico en equiparlas es el Audi e-tron que recientemente hemos podido probar, el Honda e equipa una tecnología muy similar. El modelo equipa un sistema de espejos retrovisores con cámaras. 

Estas cámaras brindarán imágenes, en directo, en dos pantallas de seis pulgadas que están ubicadas dentro del vehículo en los extremos del salpicadero. Honda ha asegurado que «las pantallas están colocadas ergonómicamente para garantizar una sensación y visión natural para el conductor».

Según la compañía, «optar por cámaras en lugar de espejos trae varios beneficios en términos de diseño, seguridad, aerodinámica y refinamiento. En cuanto a su estilo, las cámaras le dan al coche un aspecto moderno, limpio y simple, complementando los pilares A sin escalones y las manecillas de las puertas que se abren y se cierran al ras».

Es importante destacar que los retrovisores con cámaras del Honda e se encuentran dentro del ancho del modelo y no sobresalen más allá de los pasos de rueda. Según la marca «esto sirve para mejorar la visibilidad y reducir la resistencia aerodinámica en alrededor de un 90% en comparación con los retrovisores de las puertas convencionales».

Es muy probable que la mayor diferencia entre unos retrovisores convencionales y unos con cámaras se aprecie cuando el vehículo circule bajo condiciones meteorológicas adversas, poca luz o incluso de noche. Los niveles de brillo en las pantallas interiores se ajustarán automáticamente para garantizar una mayor visibilidad.

Así es la plataforma sobre la que está desarrollada el Honda e

El nuevo Honda e está desarrollado sobre una plataforma específica para coches eléctricos y además, la marca también ha desvelado algunos secretos de sus paquetes de baterías. Es importante destacar que el Honda e está desarrollado desde cero y se convertirá en el primer vehículo que utilice la plataforma de coches eléctricos de Honda.

La batería se encuentra montada entre la distancia entre ejes para conseguir un centro de gravedad bajo. «El Honda e viene con una distribución perfecta de peso 50:50 y una suspensión independiente que ofrece una estabilidad excepcional en todas las condiciones», apunta el fabricante.

El nuevo Honda e equipará un paquete de baterías de iones de litio de 35.5 kWh que es compatible con la conexión CA Tipo 2 o con un cargador rápido CCS2 de CC. El puerto de carga está situado en la parte central del modelo y estará debajo de un panel de vidrio iluminado con LED en el que se podrá ver el estado de la carga de la batería.

Su debut oficial se llevará a cabo durante el próximo Festival de Goodwood.