La verdadera historia de los colores de BMW M está rodeada de rumores pero hoy te vamos a contar todos los secretos de la letra más poderosa del mundo. ¿Estás preparado?

BMW y su división deportiva denominada BMW M, levantan pasiones en todo el mundo. La letra más poderosa del mundo ///M está acompañada de tres franjas de colores fácilmente reconocible por todos; azul celeste, azul marino y rojo. Durante años, han existido varias creencias y confusiones sobre los orígenes reales de la división de alto rendimiento de BMW.

La combinación de colores más famosa de toda la industria de la automoción y de los automóviles deportivos está rodeada de rumores, algunos de ellos turbios, pero hoy vamos a aclarar todas las dudas.

Conoce la historia de los colores de BMW M

En la década de 1970, la marca bávara desarrolló la división deportiva M, a la que denominó en sus orígenes como BMW Motorsport. Esta creación llegó después de que sus equipos siguieran perdiendo ante la marca del óvalo; Ford. En pocas palabras, podemos decir que la Bayerische Motoren Werke robó a Jochan Neerpasch del equipo de carreras de Ford y lo convirtió en el jefe de su nuevo equipo de carreras de fábrica: BMW M.

Cuando Neerpach, ex de Ford, se marchaba de la marca del óvalo y se dirigía a la recién estrenada división deportiva de BMW también se llevó de la marca americana a Hans-Joachim Stuck, un piloto que había destacado notablemente en las competiciones de turismos. En los años 80 ganó dos ediciones de las 24 Horas de Le Mans, una edición de las 24 Horas de Nürburgring, se convirtió en el ganador del Campeonato Alemán de Automovilismo en 1972, del Campeonato Mundial de Resistencia y del Campeonato Alemán de Turismos en 1990.

Durante el la creación de la ahora histórica BMW M, la marca bávara necesitaba patrocinadores, algo normal en cualquier equipo de carreras. Entonces, antes de poner un coche de carreras en la pista, BMW fue en búsqueda de los que posteriormente se convertirían en sus patrocinadores. Consiguió a Texaco, principal patrocinador de la marca del óvalo en ese momento, y lo convirtió en socio principal.

Para darle la importancia que se merecían esos tres principales patrocinadores que la casa bávara, el fabricante alemán diseñó un logotipo con tres rayas; una de ellas roja, del color del logotipo de Texaco. A dicha línea roja, se le acompañó de una en color azul celeste que representaría a la marca BMW, ya que se trata de un color azul similar a la que se puede encontrar en los colores de la bandera bávara que se presentan en su propio logotipo.

Y queda el tercer color, el que está situado entre el azul celeste y el rojo. Se trata de un color púrpura o un azul muy oscuro que representa una combinación de los dos colores, concretamente; una agradable transición entre el tono frío y el tono cálido.

Tres colores para hacer historia

Este logotipo protagonizado por una M y tres colores se utilizó para atraer a Texaco como principal patrocinador de BMW Motorsport. Se suponía que el color rojo era lo que iba a atraer a la marca de aceites pero, sin embargo, antes de que la marca bávara pusiera un coche en la pista, el acuerdo entre ambos no llegó a buen fin. Se desconocen los motivos pero lo que sí sabemos es que la historia no llevó a buen término.

Esta librea de tres rayas se utilizó para tratar de atraer a Texaco como patrocinador de la División M. Se suponía que el «rojo» era el gancho para Texaco. Sin embargo, antes de que BMW pusiera un producto de la División M en el campo, el acuerdo entre BMW y Texaco fracasó. No sabemos exactamente por qué, pero sí sabemos que el acuerdo terminó antes de que comenzara.

BMW M2 Competition

Aunque la unión no dio sus frutos, la marca bávara ya había diseñado el logotipo y los colores. Tuvo éxito y una gran acogida por lo que BMW M decidió rodar con ellos y dio comienzo la historia de los colores de BMW M. Con el paso de los años, la letra más poderosa del mundo, BMW ///M, ha ido experimentando bastantes cambios. ¿El más importante? El paso del púrpura al azul oscuro.  Ahora, hace unas semanas, BMW ha cambiado los tonos cromados por blancos, pero la M sigue vigente con el paso de los años.