Se llaman Help Flash y se colocan de forma magnética en el techo del vehículo averiado o accidentado. Su haz de luz es visible a un kilómetro de distancia.

Los dispositivos Help Flash llegan tras un balance de víctimas bastante alto mientras señalizaban el vehículo tras un accidente o una avería. Es por eso que es fundamental hacernos ver de la forma más segura posible. En la actualidad, la ley obliga a que todos llevemos en nuestro vehículo dos triángulos de emergencia y un chaleco reflectante, sin olvidarnos de conectar los cuatro intermitentes.

Ahora, la Dirección General de Tráfico quiere ir más allá y ha propuesto cambiar los triángulos, que bajo una situación de nervios y estrés puede resultar complicado montarlos, por un dispositivo que emite destellos lumínicos y proporciona una mayor visibilidad.

¿Qué es el Help Flash y cómo funciona?

El dispositivo Help Flash es una linterna con forma esférica que es capaz de emitir luz en todas direcciones. Cuenta con un soporte magnético para que se pueda colocar en la carrocería del vehículo averiado o accidentado.

Una vez colocado en el coche, se enciende y puede funcionar de dos formas. La primera lanzando destellos de luz de color naranja que significa una ‘alerta de emergencia‘. Es luz led por lo que lanza los destellos de forma muy rápida. La segunda función pasa por convertirse en una linterna de luz blanca que resulta práctica para ver los tornillos cuando cambiamos una rueda.

Es importante destacar que el Help Flash está homologado pero que en ninguno de los casos sustituye a los cuatro intermitentes ni al chaleco reflectante. También es fundamental recordar que cuando el vehículo sufre una avería hay que saber cómo actuar. El primer paso es autoprotegerse poniéndonos el chaleco reflectante, el segundo pasa por encender los cuatro intermitentes, colocar el Help Flash y si se puede señalizar colocando los triángulos de emergencia. Al salir del coche, lo mejor es hacerlo por el lado del arcén para evitar riesgos con otros vehículos.

Volviendo a los dispositivos Help Flash, hay que remarcar que los destellos de luz que emiten son visibles a un kilómetro de distancia, «de tal manera que al resto de vehículos que circulan por la carretera les puede dar tiempo de cambiarse de carril en el caso de que fuera necesario».

Los Help Flash se pueden guardar en la guantera e incluso en los huecos de las puertas. Tienen un precio aproximado a los 30 euros y ya están disponibles en establecimientos como tiendas de repuestos, grandes superficies e incluso en tiendas online.

Tal y como asegura el RACE, por el momento, «estos sistemas son un elemento complementario a los triángulos y no un sustitutivo. Tal y como establece el Reglamento General de Vehículos, es obligatorio llevar en el interior del coche dos triángulos de preseñalización de peligro y un chaleco reflectante de alta visibilidad».