Hankook lanza al mercado el nuevo Hankook Kinergy 4S2, un “all season” que ofrece el equilibrio en rendimiento entre un neumático de invierno y uno de verano.

Cada vez son más las opciones de neumáticos todo tiempo (también conocidos como “all season” o neumáticos para todas las estaciones) que se ofrecen en el mercado. Ahora, Hankook presenta la quinta generación del Kinergy 4S2, disponible inicialmente en las medidas más populares para llantas desde 14 a 17 pulgadas, con anchuras desde 175 a 255 y perfiles de 45 a 65, en códigos de velocidad T, H, V y W. La gama irá ampliándose hasta finales de año para llegar hasta las 20 pulgadas, con índice de velocidad Y.

Los neumáticos “all season” o todo tiempo son una alternativa para quienes viven en zonas con condiciones climatológicas muy cambiantes, pero no necesitan neumáticos de invierno.

Para muchos usuarios, los neumáticos all season o todo tiempo son la opción ideal. Ofrecen gran parte de las ventajas de los neumáticos de invierno en climas fríos y cuando se circula con frecuencia sobre asfalto mojado o nos encontramos con nieve ocasional, y no es necesario sustituirlos cuando acaba la estación invernal. Pero ojo, porque un neumático para todas las estaciones no llega al rendimiento de los neumáticos de invierno con nieve o temperaturas muy bajas, y su rendimiento también es algo menor al de los neumáticos de verano en estaciones cálidas. Podemos decir que son una buena opción intermedia, adecuada para quienes se encuentran con situaciones constantes de climatología cambiante.

Agarre y tracción a cualquier temperatura

Nuevo diseño de la banda de rodadura y nuevos compuestos. Eso es lo que aporta el Hankook Kinergy 4S2, que cuenta con la certificación 3PMSF obligatoria en los neumáticos de invierno, sinónimo de garantía de movilidad cuando el asfalto se tiñe de blanco, sin necesidad de recurrir a las cadenas.

Hankook Kinergy 4S2

Por primera vez, Hankook utiliza un diseño con la banda de rodadura direccional en un neumático all season, con bloques intercalados en forma de V divididos por unas ranuras que se encargan de expulsar el agua y la nieve derretida. Además, se incluyen compuestos de polímeros de sílice de nueva formulación, que mantiene la elasticidad y no se endurece con las bajas temperaturas, un factor crucial de cara al agarre.

Hankook Kinergy 4S2

El diseño de los bloques en zig-zag en el interior de la banda de rodadura, las laminillas 3D en los bloques centrales y la rigidez son otras características que permiten al Hankook Kinergy 4S2 no solo ofrecer un agarre óptimo sobre la nieve, también asegurar distancias de frenada cortas en invierno y sobre carreteras secas, y una reducción del desgaste cuando el neumático funciona bajo cargas elevadas a altas temperaturas. En este sentido, Hankook incorpora testigos especiales de desgaste para facilitar que la banda de rodadura mantiene el requerimiento de profundidad mínimo.