Hay ingenieros, diseñadores, CEO… que dejan su sello para siempre en la industria por sus propuestas, acciones o creaciones y uno de ellos es Gordon Murray con sus supercoches

La lista de coches en los que Gordon Murray ha puesto de sus conocimientos es tan impresionante que no nos tiembla el pulso a la hora de decir que este ingeniero inglés es una de las figuras más relevantes de la historia del automovilismo tanto de producción como de competición.

Desde vehículos de calle que hasta monoplazas de Formula 1 han sido concebidos y Murray tiene reconocida su paternidad pero, si hubiera que señalar una única pieza por la que el diseñador de origen sudafricáno podría ser recordado ésa es el McLaren F1.

Pero, como buen pensador, las inquietudes del Comendador (de la Orden) del Imperio Británico han traspasado los límites de las empresas para las que ha trabajado y, desde hace ya más de 10 años, desde 2007 trabaja para sí mismo, entre otras empresas, mediante su propio estudio Gordon Murray Design.

Durante los últimos meses, el propio Murray ha ofrecido pinceladas sobre su próximo coche, un automóvil que será fabricado con su propia e innovadora fórmula de fabricación automovilística y a través de su propia firma, Gordon Murray Automotive, que recoja su pieza maestra y, quién sabe, si su última creación, con todo lo que todo ello conlleva.

Ese supercoche ya tiene nombre, Gordon Murray Automotive T.50

El nacimiento del Gordon Murray Automotive T.50

La premisa de Gordon Murray para su T.50 es clara: construir el sucesor espiritual del McLaren F1. Para ello se basa en tres pilares: ligereza estructural, ingeniería aerodinámica e ingeniería mecánica. Su inspiración procede en la experiencia de Murray en Formula 1 y en los 50 años vividos en la misma, de ahí el nombre del coche.

Su objetivo no es batir récords de velocidad ni de aceleración, sino «ofrecer la experiencia de conducción más pura y gratificante que ningún otro supercoche hay ofrecido jamás, sin renunciar a la velocidad».

El conjunto se basará en la nueva arquitectura iSTREAM superlight, una revolucionaria reformulación en la manera de concebir y construir coches a partir de un chasis ligero en fibra de carbono en la que Murray lleva trabajando años y que, por fin, pondrá en la calle un coche propio, un chasis monocasco de 200 kg que será la semilla de la que brotará un deportivo británico sin igual.

Y si de algo está orgulloso el propio Murray, es de que su coche sea un ejemplo de lo que la ingeniería de su país es capaz de hacer. Para ello, además de fabricar la mayoría de los componentes, los proveedores de otros elementos como la caja de cambios y el motor del T.50, mostrarán en sus inscripciones el origen de fabricación «Made in Britain».

Tecnología británica 100 por 100

Para la transmisión, el Gordon Murray Automotive T.50 contará con el especialista Xtrac, un fabricante que, además, ha dejado su sello en competición. Lo mismo ocurre con el motor, obra de Cosworth.

La caja de cambios de Xtrac del Gordon Murray Automotive T.50 contará con seis velocidades y una gestión automática o semiautomática de doble embrague.

Por su parte, si el corazón mecánico de origen BMW del McLaren F1 fue una de las claves para su éxito, el motor Cosworth del Gordon Murray Automotive T.50 no será menos. De hecho, compartirán algunas especificaciones como que ambos cuenta con 12 cilindros en disposición de V, atmosférico, con una cilindrada similar, 3.980 cc para el más nuevo y un régimen de giro máximo de 12.100 revoluciones cuya potencia se sitúa en poco más de 655 CV y un par máximo de 450 Nm.

El peso del Gordon Murray Automotive T.50 se fija en unos impresionantes 980 kg, lo cual fija una relación entre potencia y peso de 670 CV/tonelada.

Un peso sin contar con un máximo de tres ocupantes, uno de ellos, quien conduce, en posición central como el McLaren F1 monstraba y recupera el McLaren Speedtail. Igualmente, ofrecerá un espacio para almacenaje o maletero donde depositar los bultos de traslado. Lo cual demuestra que el Gordon Murray Automotive T.50 será el supercoche de diario.

Un supercoche exclusivo para diario

Un vehículo para todo uso cuya premisa es ofrecer la mejor experiencia de conducción y de usabilidad pero a la vez una experiencia exclusiva ya que, de una parte, tan solo se construirán 100 unidades y, del otro, el precio del Gordon Murray Automotive T.50 que se fijará en 2 millones de euros, impuesto no incluidos y las primeras unidades se empezarán a entregar desde 2022.

Pero, además del texto en el que hemos puesto tanto énfasis como ilusión ante este coche del que solo podemos esperar lo mejor de él, el propio Gordon Murray expone todo lo que para él significa el T.50.