Un video nos muestra la diferencia de aceleración que existe entre las tres versiones deportivas del Golf. ¿Quién es el más rápido?

Los motores de estas tres versiones deportivas del Golf – GTI, GTI Clubsport y R – son un claro ejemplo de la importancia que tiene hoy en día la electrónica en la mecánica de un coche. Las tres variantes cuentan con un motor 2.0 turbo, pero sus prestaciones son bien distintas: el GTi ofrece 220 CV de potencia, el Clubsport 265 CV y el R 300 CV. Cómo podéis ver en el siguiente video, el despliegue que ofrecen en la vida real también es muy diferente…

Una vez sabemos que el Golf R es el más rápido en línea recta – aunque a partir de 160 km/h el Clubsport acorta diferencias considerablemente -, ¿cuál es el mejor de los tres? Sobre el papel, el Golf R dispone de las mejores cualidades y además es tracción total. No obstante, y a pesar de ser tracción delantera, el Clubsport presenta un diferencial mecánico que da mucho juego en las curvas. Además, ofrece una gran puesta a punto, un chasis brillante (más juguetón que el de la versión R) y una configuración de la suspensión excelente. En cuanto al GTI estándar, además de ofrecer un déficit de potencia importante, no dispone del ansiado diferencial de deslizamiento limitado que sí incorpora la versión Performance.

Lógicamente, el precio también juega un papel importante en este batalla. Tanto el Golf R como el Clubsport cuestan alrededor de 40.000 €, mientras que el GTI cuesta unos 7.000 € menos (arranca desde los 32.850 €).