Genesis, la división de vehículos de lujo de Hyundai, presenta en el Salón de Nueva York el Genesis Mint Concept, un atrevido coupé eléctrico.

Los salones del automóvil son, en muchos casos, la herramienta que utilizan los fabricantes para conocer la reacción del público ante un nuevo modelo, antes de decidirse a lanzarlo al mercado. Y es poco posible que el Genesis Mint Concept, que se presenta en el Salón de Nueva York, acabe viendo la luz como coche de producción, por mucho su diseño pueda despertar pasiones.

Otra cosa es que este ejercicio de diseño de Genesis, la división de vehículos de lujo de Hyundai, acabe siendo la base de partida para un futuro modelo de la marca. Porque al menos comercialmente hablando, no le vemos mucho futuro al peculiar sistema de apertura de las dos portezuelas traseras que dan acceso… al maletero.

Fíjate bien en las imágenes. Sí, el Genesis de Hyundai es un coupé biplaza. Y lo que han hecho los diseñadores es inventarse un mecanismo con dos puertas laterales de tijera que articulan en la parte posterior, y se abren en sentido inverso a la marcha. Unas puertas que sirven para facilitar el acceso al espacio que queda tras los asientos, y que hace las veces de maletero.

Curioso y original, pero difícil de llevar a la producción. Sin contar con la fragilidad del sistema, con un único punto de articulación que, aun suponiendo que las puertas pesaran muy poco, podría dar más de un problema de ajuste y fiabilidad en un coche de calle.

Propulsión eléctrica y carga hasta 350 kW

En cualquier caso, ahí queda el atrevimiento de los diseñadores de Hyundai. Obviando este sistema, la verdad es que el Genesis Mint Concept resulta muy llamativo. Como también lo es el interior, con la pantalla que hace las veces de instrumentación y de control del sistema multimedia integrada en el volante. Todavía nos preguntamos dónde estará el airbag…

También es llamativo el sistema de propulsión que propone el Genesis. Sí, en los tiempos que corren no podía ser otro que un motor eléctrico. No se desvelan muchos detalles, ni de su posición, ni de su potencia, ni de la capacidad de las baterías utilizadas. Lo que se apunta en la descripción técnica del prototipo es que la autonomía alcanzaría las 200 millas (alrededor de 320 km).

Y que podría utilizar recarga rápida con una potencia… ¡de hasta 350 kW!. Recordemos que el Audi e-tron, uno de los coches eléctricos que se comercializan actualmente preparados para la recarga rápida, admite hasta 150 kW. Lo que no nos dice Genesis es cuánto tardarían las baterías en recargarse con semejante potencia, pero debería ser un tiempo muy inferior a los 30 minutos que anuncia el SUV de Audi.