Los rumores sobre una reaparición o reinvención de la marca resurgen con fuerza ante la posible presentación de un Hummer eléctrico

Hummer, el constructor de vehículos militares adaptados para uso general, certificó su fecha de defunción allá la primera semana de un abril de 2010 cuando General Motors, dueño del mismo, decidió dar por concluida una una aventura cuya empresa era difícil por el mismo concepto en sí y acabó siendo insostenible tanto económica y como ambientalmente.

La transformación de vehículos usados en campaña en todoterrenos homologados para circular por cualquier carretera suponía la producción de unos automóviles cuya excentricidad era tal que aún siguen generando el movimiento de las cabezas al paso de los pocos ejemplares construidos de los Hummer H1, H2 o H3.

Sea como fuere, la proliferación de nuevas propuestas que, incluso, en su momento, nos recordaron por su dureza a las líneas de todoterrenos clásicos o de los propios Hummer, como es el caso del los mellizos eléctricos manufacturados por el fabricante Bollinger o el brutal Rezvani Tank X, el SUV más potente del mercado, demuestra que, al menos en Estados Unidos y países de Oriente Próximo, este tipo de vehículos tienen cabida.

Pero también es cierto que, a pesar de la aceptación o del rechazo a los tratados internacionales en favor de la protección del medio ambiente por parte de los gobiernos como el capitaneado por el controvertido Donald Trump, la electrificación de la industria de la automoción pueda llevar a que, marcas y modelos con tan poca vinculación con la protección del entorno como podrían ser los Hummer volvieran a la actividad.

El momento de Hummer

Y es que la nueva cara de Hummer podría estar muy cerca de darse a conocer. Tanto es así que, desde el mundo de la comunicación publicitaria podría haberse escapado la información sobre la inminente presentación de un Hummer eléctrico en uno de los momentos más mediáticos del año en los Estados Unidos.

El SUV que podría revivir a Hummer podría verse o, al menos, presentarse en modo de avance durante el intermedio del partido final de la Liga Nacional de Futbol, más conocido como la Super Bowl de la NFL.

El partido, que se celebrará el próximo 2 de febrero a las 18:30 y tendrá lugar en Florida, en el Hard Rock Stadium de Miami será retransmitido a nivel mundial y su visualización recalará miles de millones de visualizaciones y, los anuncios de la Super Bowl, tanto o más.

Parece ser que, durante el descanso del encuentro, General Motor habría comprado un tiempo en el que exponer su propuesta que podría no solo ceñirse a la presentación de un nuevo y único Hummer eléctrico sino a una nueva familia o gama.

La reinvención de la marca como constructor de coches eléctricos podría llegar en en las próximas semanas y tener su confirmación para el gran público en uno de los eventos del año para los estadounidenses.