Citroën presenta sus gafas anti-mareo Seetroën. Una solución eficaz para acabar con uno de los males más comunes durante los desplazamientos.

Citroën ha pensado en todo, por eso han pensado en combatir uno de los males más comunes durante los desplazamientos en carretera. Los mareos son un auténtico, nunca mejor dicho, quebradero de cabeza para muchas personas.

No son pocos los que evitan montarse en un coche debido a este mal. Los mareos crónicos durante el trayecto parecían inevitable para algunas personas, hasta ahora claro está. Citröen propone una alternativa, sus gafas Seetroën podrían convertirse en la solución de muchas personas.

El mareo, también llamado «mal de movimiento», afecta de manera crónica a más de 30 millones de europeos. Una persona de cada 3, sin importar la edad, ha sufrido estos síntomas al menos una vez en la vida.

Las gafas Seetroën utilizan la tecnología Boarding Ring. Su tasa de eficacia es de nada menos que el 95%. Estos datos corroboran que pueden tratarse de una solución real para todos aquellos que sufren de mareos constantemente.

Gracias al líquido en movimiento que se encuentra en los anillos situados alrededor de los ojos, en el eje frontal (derecha/izquierda), pero también en el eje sagital (delante/atrás), las gafas recrean la línea del horizonte para prevenir el conflicto entre los sentidos que origina el problema.

Citroën ha confiado el diseño a 5.5, un estudio de diseño colectivo de París, que ha incorporado los códigos de frescura, facilidad y ergonomía de la marca. El resultado: unas gafas de look high-tech, en plástico blanco de tacto suave.

Más allá de su tecnología, que evidentemente funciona, tenemos que hacer un punto y a parte para hablar de su diseño. Lo cierto es que las gafas, bajo mi punto de vista, son más bien feas…

Esto puede echar para atrás a muchas personas. Su estilo recuerda demasiado a unas gafas de comedia usadas típicamente por los niños en carnavales o fiestas varias. Creo que darles un toque más moderno o estilizar un poco su aspecto, promovería que muchos no dudasen en comprarlas.

Por otro lado, su confort es sobresaliente. Su utilización se establece a partir de 10 años en adelante. Las gafas no levan cristales, así que todo el mundo puede utilizarlas sin problemas. Su aparatoso diseño permite usar encima de otras gafas, aunque seguro que se podrán adaptar los cristales a sus ovaladas portuberancias.

Queda claro que la iniciativa es muy positiva, sin embargo, en un tiempo como el actual donde la apariencia es tan importante, creo que estas gafas, con el actual diseño no tienen demasiado futuro. Si eres de los que no le importan los que piensan los demás de ellos, entonces estás de enhorabuena.

Nosotros, pese a esto, recomendamos encarecidamente su uso, especialmente si no puedes montarte en un vehículo sin marearte, esta solución será como la noche y el día.

Su precio, 99 €. Pueden parecer caras, pero dada su eficacia, pensamos como solución para olvidarte de los mareos de una vez por todas, son realmente baratas.