Pocos días después de que los drones comenzaran a multar, las furgonetas camufladas de la DGT han salido a las carreteras para controlar las infracciones.

La Dirección General de Tráfico sigue poniendo especial hincapié para aumentar el control en las carreteras durante el mes de agosto. Este mes es crítico para la seguridad en las vías nacionales, puesto que el número de desplazamientos por carretera aumenta considerablemente.

Por lo tanto, el número de medios que se han puesto al servicio de la agrupación de tráfico de la Guardia Civil también ha aumentado. Hace unos días conocimos que los drones de la DGT han empezado a multar, aunque al no llevar cinemómetro, no sancionarán por exceso de velocidad.

Sin embargo, estos pequeños dispositivos voladores no han sido la última novedad. La nueva práctica de la Guardia Civil de Tráfico pasa por utilizar furgonetas camufladas para cazar a los infractores que circulen por encima del límite de velocidad legal por las carreteras.

Las furgonetas camufladas se utilizan de distintas maneras

Según las imágenes que hemos podido ver, se trata de furgonetas Renault Master de color blanco en las que circula una pareja de agentes controlando el tráfico. Según el organismo, se ha procedido a este tipo de práctica puesto que “es un vehículo que pasa totalmente desapercibido”.

Sin duda han acertado, puesto que nadie se espera que un vehículo comercial tan corriente sirva como vehículo de patrulla. También es cierto también que si todas son como las de la imagen, llevan la típica matricula “PGC” que identifica a todos los vehículos de la Guardia Civil.

Sin embargo, según los testimonios de los agentes, parece que esta manera de controlar las carreteras está siendo bastante efectiva: “En apenas treinta minutos, hemos observado cuatro infracciones”, añadía uno de los Guardias Civiles de Tráfico que iban en la furgoneta camuflada.

El procedimiento es el siguiente: una pareja de agentes circula en la furgoneta observando si ven alguna incidencia, ya sea un exceso de velocidad, una conducta incorrecta o a un conductor utilizando el teléfono móvil. Una vez visualizado, los agentes informan de las características del vehículo infractor y, tras esto, los agentes que patrullan a pie de carretera se encargan de parar a los usuarios y poner la multa que les corresponda. Por lo tanto, se trata del mismo modus operandi que siguen los drones de la DGT.

Sin embargo, este no es el único, y es que según hemos visto en otra foto, parece que una de las Renault Master lleva pegado en el lateral un radar Veloláser, por lo que de esta manera puede sancionar directamente en caso de exceder la velocidad.

La Guardia Civil comienza una nueva campaña de control de velocidad

Desde el lunes 12 de agosto y hasta el domingo 18 de agosto, la Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha una nueva campaña para combatir el exceso de velocidad. El objetivo es reducir la siniestralidad en las carreteras en estos meses en los que los viajes de larga distancia pueden hacer que los conductores dejen caer algo más de lo debido el pie derecho sobre el acelerador.

Para llevar a cabo esta campaña de control de velocidad, las patrullas estarán integradas tanto por agentes de la Guardia Civil como por Policías Locales. Estos controlarán los excesos de velocidad mediante radares fijos y radares móviles así como con el incansable helicóptero Pegasus de la DGT.

La vigilancia se intensificará en las carreteras donde se haya registrado una mayor siniestralidad, como por ejemplo en las carreteras convencionales. Sin embargo, todos los tipos de vías entran dentro de esta campaña de control, incluyendo las zonas urbanas.

Información relacionada

Nuevos radares de velocidad en agosto
Los radares que más multan en España 
Empieza la Operación Salida con 20 nuevos radares
-Estas son las multas que te llegarán si viajas por Europa
¿Ponen multas los radares por la noche?