Un traje especial con tecnología de seguimiento corporal permitirá a los trabajadores de la fábrica de motores de Ford en Valencia mejorar su ergonomía.

La tecnología deportiva de seguimiento que utilizan los deportistas profesionales para perfeccionar su técnica, o las empresas de informática para el desarrollo de videojuegos, llega a la automoción de la mano de Ford. Los empleados de la fábrica de Ford en Almussafes (Valencia), en la que se ha iniciado recientemente la producción de la nueva Ford Transit Connect y del motor 2.0 EcoBoost Duratec, están probando un traje especial con sensores para ayudarles a promover una buena postura ergonómica.

traje ford fabrica valencia

Este traje especial equipado con tecnología de seguimiento corporal es fruto del trabajo conjunto que han llevado a cabo Ford y el Instituto de Biomecánica de Valencia. Para los ensayos, se ha involucrado a 70 empleados de la línea de montaje.

Así funciona el traje de seguimiento de Ford

La idea es utilizar la tecnología que permite a los entrenadores mejorar el rendimiento de los deportistas para diseñar estaciones de trabajo que faciliten su labor a los operarios, reduciendo así el estrés físico, y mejorando la calidad de la fabricación. Un traje especial que cuenta con 15 sensores de seguimiento conectados a una unidad de detección inalámbrica permite registrar los movimientos que realiza el trabajador durante su labor diaria, centrándose especialmente en los de la cabeza, el cuello, los hombros y las extremidades.

Cuatro cámaras de video se encargan de capturar las imágenes en 3D para realizar una animación que permite a los especialistas en ergonomía diseñar puestos de trabajo o realizar cambios en los ya existentes, para que se ajusten de la mejor forma posible a los movimientos que tienen que realizar los trabajadores.