El nuevo crossover de la marca quiere ser un superventas, por eso nos planteamos si el Ford Puma más barato es una buena compra

Recientemente, el configurador de Ford ya permite conocer el precio de la gama del nuevo Ford Puma según su motorización y equipamiento. Tanto es así que nos hemos puesto a analizar las versiones y acabados para este coche y hemos decidido valorar si, realmente, el Ford Puma más barato es una buena opción de compra.

De inicio, hay que tener en cuenta que este nuevo SUV aparece en dos grados de equipamiento. Inicialmente, en el entorno del recientemente finalizado Salón de Frankfurt, la marca estadounidense presentó el Ford Puma Titanium, la primera de las opciones, tanto comercializadas como por coste. Gracias al configurador en línea también hemos conocido el paquete más deportivo, comercializado como Ford Puma ST-Line X.

El acabado del paquete Titanium

Para el nivel de equipamiento del Ford Puma Titanium, destacan, elementos en el exterior como:

  • Llantas de aleación de 17 pulgadas Absolute Black Mecanizada con neumático 215/55
  • Rejilla con inserciones cromadas
  • Parachoques inferiores y pasos de rueda: parte superior color carrocería / inferior gris neutro
  • Retrovisores exteriores – calefactados, color de la carrocería, luces de bienvenida plegables
  • Sensores de Parking traseros
  • Parabrisas con sensor de lluvia y espejos autocrómicos

En cuanto al interior:

  • Asiento del conductor con soporte lumbar y función de masaje
  • Asiento del pasajero con suporte lumbar y función de masaje
  • ICE Feature Pack 14: Radio, pantalla táctil de 8″, SYNC3, incluye ACP+GA, control por voz, Antena, Navegador, Alerta de sentido contrario, 7 altavoces, DAB
  • Cargador inalámbrico
  • Climatizador automático Bizona

Además, es posible añadir hasta 17 extras u opciones adicionales más donde destacan la tapicería parcialmente en cuero que supondría un aumento de 525 euros, disponer de rueda física de repuesto por 100 o equipar neumáticos de todo tiempo por 350 € más.

Los motores del Ford Puma más económico

Y es que el precio del Ford Puma Titanium que cuenta con el propulsor más modesto, el motor 1.0 EcoBoost de 125 CV, inicia su comercialización desde un PVP recomendado de 22.175 euros y cuyo consumo medio homologado de este coche es de 5,8 litros y unas emisiones de CO2 de  132 g/km.

Por 400 euros más, 22.525 €, aparecería la primera variante como Ford Puma híbrido, que también equipa el motor 1.0 EcoBoost pero asociado a la tecnología mild hybrid o hibridación ligera, cuya potencia se establece igualmente en de 125 CV para el que se anuncia una media de gasolina de 5,5 litros a los 100 y 125 gramos de dióxido de carbono por cada kilómetro circulado.

Aquí surge la primera disyuntiva: si el presupuesto manda, entonces, el de motor convencional es la opción que se torna como la más idónea. Si lo que se busca es un compromiso ambiental pero que no comprometa la economía, pagar 400 euros más por la opción como híbrido seguro que ayudará un consumo de gasolina más eficiente y, sobre todo, a reducir las emisiones de gases contaminantes

Como conclusión es que esta opción es la más básica aunque cuenta con detalles, por un lado, de mayor calado, como los asientos con masajes, pero, de otro, más modestos como la sobria tapicería en tela.

Por la sencillez de los acabados y el equipamiento del Ford Puma más barato, quizás sea recomendable para quienes quieran iniciarse en la tendencia del mercado de los todocaminos urbanos, crossover de corte campero o SUV normalitos, sin excentricidades ni elementos superficiales o prescindibles que encarezcan el precio final de un coche correcto.

Un automóvil para el día a día de quienes quieran lucir un crossover con una imagen a la moda actual pero, ante todo, es una opción que debe satisfacer las necesidades, exigencias y gustos del posible dueño, no de alguien ajeno al uso de un SUV predeterminado para conducción urbano.