El preparador inglés Charge Automotive ha instalado baterías eléctricas en el Ford Mustang 1960, siendo capaz de producir hasta 400 CV de potencia.

La versión eléctrica del Ford Mustang 1960 verá la luz gracias a la preparación de Charge Automotive junto a la tecnología de Arrival. La compañía inglesa fabricará únicamente 499 unidades de este modelo al mercado bajo reserva, en septiembre de 2019. El precio  del deportivo eléctrico será aproximadamente de 229.000 euros.

Ford Mustang 1960 EV - Charge Automotive

Además, Charge Automotive realizará un tour internacional para pruebas de conducción de esta versión eléctrica desde marzo hasta septiembre del próximo año. Los destinos elegidos son los Estados Unidos (Nueva York, Los Ángeles y San Francisco), Europa (Londres, Múnich, París y Milán), Abu Dabi y Asia (Tokio, Pekín y Shanghái).

Grandes prestaciones sin emisiones

La unidad de potencia produce 400 CV  y 1.200 Nm de par motor, pasando de 0 a 100 km/h en 3,1 segundos. Asimismo, la batería instalada en este deportivo tiene una capacidad 64 kWh y puede cargarse mediante una corriente continua de 50 kW. En cuanto a su autonomía, el Ford Mustang 1960 EV alcanza los 200 kilómetros.

Ford Mustang 1960 EV - Charge Automotive

La preparación de Charge Automotive permite al usuario decidir entre tres modos de conducción: Eco, Sport y Ultimate. Además, esta versión cuenta con tracción a las cuatro ruedas. No obstante, en caso de que se desee, los usuarios podrán solicitar también una configuración con tracción únicamente en las ruedas traseras.

Por último, esta edición eléctrica del Ford Mustang 1960 cuenta con tres tipos de suspensiones diferentes: Lower, Ride y Raise. Estas opciones se pueden personalizar de manera automática según las preferencias de cada conductor.

Conducción de alta gama

La idea de esta compañía es “redefinir” este vehículo clásico con “tecnología eléctrica avanzada”. A  pesar de ser fabricado por Charge Automotive, la carrocería que cuenta con la licencia oficial de Ford, manteniendo la esencia del Mustang de los años 60. El formato del vehículo que podremos seleccionar será tanto en fastback, su modelo original, como descapotable.

Ford Mustang 1960 EV - Charge Automotive

En cuanto al interior, el diseño elegido por los preparadores ingleses se ajusta a la estética actual. A pesar de respetar la carrocería original,  cuenta con elementos modernos como una pantalla táctil para personalizar la conducción de cada usuario. Además, las indicaciones que nos remite el vehículo son de tipo de digital. Una mezcla perfecta entre el respeto de la tradición del Mustang de los 60 y la modernidad de los sistemas digitales.