El sistema electrónico de bloqueo ya no será exclusivo de los Mustang V8 GT. Ford lo ofrecerá de serie en toda la gama del Mustang a partir de finales de 2017.

Los usuarios de cualquier versión del Mustang están de enhorabuena. Podrán divertirse quemando rueda y haciendo echar humo a sus neumáticos gracias a que Ford va a incluir en todas las versiones de su muscle car el avanzado sistema electrónico de bloqueo de rueda que hasta ahora se ofrecía en exclusiva para la versión tope de gama, el Mustang V8 GT.

De esta manera los conductores podrán, gracias al nuevo panel digital de instrumentación, ver y controlar a través de la pantalla de 12 pulgadas (una de las de mayor tamaño de cuantas se ofrecen actualmente) todo el proceso que les permitirá realizar “burnouts” con total confianza y sin comprometer su seguridad o la del resto de usuarios de la vía.

Ford Mustang burnouts

Los fabricantes de neumáticos se pondrán contentos cuando a finales del presente año Ford amplíe al resto de su gama del Mustang la disponibilidad del sistema electrónico de bloqueo, incluso para los equipados con los motores Ecoboost de 2.3 litros. Disponible en combinación tanto con la transmisión automática SelectShift de 10 relaciones de marcha como con la manual de seis velocidades, el sistema permitirá quemar rueda a los propietarios de cualquier Mustang con total seguridad.

Además, en los modelos equipados con el nuevo cuadro digital de 12 pulgadas (uno de los de mayor tamaño actualmente disponibles en la industria del automóvil), los conductores disfrutarán en el cuadro con la visualización de una animación similar a las que se emplean en la industria de los videojuegos donde una rueda comienza a girar hasta echar humo (ver video adjunto), indicando así cuando el sistema de bloqueo electrónico está activado.

“No importa la edad que tengas ni cuantas veces lo hayas hecho: quemar rueda nunca pasa de moda”, afirma Vaughn Gittin Jr, campeón de Fórmula Drift, para quien “hay que aplaudir que Ford ofrezca cosas tan radicales como las que está ofreciendo. ¿Quién iba a pensar que un Mustang Ecoboost podría aportar 15 segundos de furia desatada como estos?”. Gittin protagoniza uno de los videos que acompañan a estas líneas en el que se puede contemplar como recluta al azar a peatones en el sur de California y los traslada al circuito de Irwindale para que disfruten quemando rueda con el Mustang.

El sistema de bloque electrónico es utilizado tradicionalmente en competiciones de Drifting por los corredores para calentar los neumáticos de sus coches antes de tomar la salida y mejorar así la tracción en el momento en el que el semáforo se ponga en verde. El sistema introducido por Ford aprovecha tecnología software de última generación para permitir que el conductor, sin soltar las manos del volante en ningún momento, pueda seleccionar con los pulgares el menú que la permite activar el sistema de bloqueo electrónico. Una vez seleccionado, el propio sistema proporciona la presión adecuada a los pinzas de los frenos  delanteros, mientras el conductor presiona otro botón que mantiene dicha presión hasta durante 15 segundos mientras acelera haciendo girar las ruedas traseras mientras el coche permanece detenido en el mismo lugar.

Ford Mustang burnouts

“El número de personas que optan por los motores  EcoBoost en el Mustang continúa creciendo globalmente, al igual que el incremento de par y las nuevas características que ofrece. Por eso, para que no se sientan decepcionados, hemos introducido el sistema de bloqueo de ruedas también en los Mustangs EcoBoost, porque no queríamos que esos clientes dejaran de disfrutar de una de las clásicas maniobras de los muscle cars”, afirma Mark Schaller, Brand manager del Ford Mustang.

El bloqueo electrónico de ruedas es uno de los muchos cambios que ofrecerá la nueva versión del Mustang que Ford dará a conocer a finales de este año, que contará igualmente con un diseño más elegante y atlético, y nuevos diseños de su frontal y trasera. Además también incorporará nuevas mejoras en cuanto a tecnología se refiere. Junto con el nuevo panel digital de instrumentación y la mencionada pantalla de 12 pulgadas, el Mustang permitirá personalizar las formas de uso gracias a la función My Mode, cuya memoria recuerda las preferencias del conductor en la configuración del modelo, y añadirá a los ya disponibles nuevos sistemas de asistencia como el Precollision assist con detección de peatones.

Ford también anuncia en su comunicado, aunque sin especificar cuales, mejoras en el rendimiento de las distintas variantes mecánicas para el nuevo gracias a importantes actualizaciones que va a efectuar en las mismas, especialmente en materia de potencia. También introducirá una nueva transmisión automática de 10 relaciones de marcha, más rápida y precisa, que permitirá interesantes ahorros en materia de consumo.