El Fisker Ocean llegará al mercado en 2022 y se convertirá en uno de los mejores SUV eléctricos en relación precio/producto

No era ningún secreto que la compañía Fisker estaba planeando volver al ruedo de los vehículos eléctricos tras su intento fallido con un modelo incomprendido, el Fisker Karma lanzado en 2012. Su fórmula era similar a la presentada unos años después por el Tesla Model S, aunque parece que Elon Musk eligió mejor la fecha de lanzamiento. Sin embargo, ambas marcas entraron en plena guerra.

Sin embargo, la compañía estadounidense quiere resarcirse con un nuevo modelo: el Fisker Ocean. Se trata de un SUV eléctrico que llegará al mercado para tratar de tú a tú a modelos como el Audi e-tron, el Mercedes-Benz EQC  e incluso al Tesla Model X.

Fisker planea presentar su concept oficialmente el 4 de enero de 2020, por lo que tendremos que esperar unos pocos días para ver más que unos renders. Sin embargo, no será hasta 2021 cuando entre en producción y en 2022 se realizarán las primeras entregas. Sin embargo, la compañía ya ha dado la posibilidad de reservarlo por un precio de 250 dólares, es decir, menos de 230 euros.

El fabricante ha colocado el paquete de baterías bajo el piso. Estas tienen una capacidad de 80 kWh, por lo que la autonomía del Fisker Ocean oscilará entre los 230 y los 275 kilómetros. No se saben datos concretos de su tren motriz, pero sí sabemos que habrá versiones de tracción delantera y de tracción total.

El Fisker Ocean será sostenible en todos los aspectos

Este nuevo SUV eléctrico es sostenible y respetuoso con el medio ambiente se mire por donde se mire. Por ejemplo, las alfombrillas del habitáculo están fabricadas a partir de nylon reciclado que se recupera de las redes de pesca abandonadas en el océano –de ahí su nombre-.

Los asientos siguen en la misma línea, y es que su tapicería está formada por fibras de poliéster recicladas, algo similar a la nueva tapicería reciclada del Renault ZOE. El fabricante también ha confirmado que utilizarán los deshechos de caucho resultantes de la producción de neumáticos para reducir la huella de carbono de su SUV.

Una de las grandes novedades en el Fisker Ocean es que integra unos paneles solares que se encargan de suministrar energía a sus celdas, de manera que estas pueden añadir hasta 1.600 kms de autonomía eléctrica anualmente.

El Fisker Ocean no es un coche novedoso sólo por sus innovaciones técnicas, sino que también lo será en sus nuevas formas de adquisición. De esta manera, se podrá alquilar pagando por adelantado 2.999 dólares -2.727 euros- y 379 dólares al mes -345 euros-. En el momento que el usuario quiera desprenderse del coche, se podrá devolver a la compañía y dejar de pagar las mensualidades.

Por supuesto, se podrá comprar de manera tradicional, aunque Fisker todavía no ha desvelado cuál será su precio definitivo. Sin embargo, ya se rumorea que el precio estará por debajo de los 40.000 euros, por lo que estará en el nivel de precios del Hyundai Kona EV que hemos podido probar recientemente.

Además, la marca enviará un técnico al domicilio del cliente en caso de que se necesite un servicio de reparación o toque hacer una revisión, de manera que no habrá que preocuparse por llevar el coche al taller.