Llega la segunda generación del Firestone Multiseason, un neumático Allseason o “cuatro estaciones” que mejora las prestaciones de su antecesor, y puede utilizarse sobre nieve y en verano.

La ventaja de los neumáticos Allseason, también llamados “cuatro estaciones” o neumáticos “todo tiempo” frente a los neumáticos de invierno, es que pueden utilizarse durante todo el año manteniendo un buen equilibrio en prestaciones, sin necesidad de sustituirlos cuando se acaba la temporada invernal. Como contrapartida, no tienen el rendimiento sobre nieve que presentan los neumáticos de invierno.

Pero al asegurar la movilidad en situaciones en las que los usuarios pueden necesitar eventualmente un neumático que ofrezca seguridad sobre hielo o incluso nieve, sin necesidad de utilizar cadenas, este tipo de neumáticos cada vez es una alternativa a considerar por más usuarios.

Firestone, una marca que se caracteriza por ofrecer una gama de neumáticos con una favorable relación entre precio y producto, pone ahora en el mercado la segunda generación de su neumático Allseason, para turismos y SUV. Se trata del Firestone Multiseason.

Un neumático para las cuatro estaciones

Con un dibujo optimizado para evacuar mejor el agua y al mismo tiempo ofrecer más rigidez sobre asfalto seco, el Firestone Multiseason mejora en un 9% sus cifras de frenada en seco, y un 14% en mojado, consiguiendo la clasificación B en la etiqueta europea. La certificación 3PMSF garantiza que es un neumático apto para circular sobre nieve y, por lo tanto, una alternativa legal a las cadenas.

 

Otras mejoras del Firestone Multiseason afectan a la duración, un 20% más, gracias a una resistencia a la rodadura optimizada, que le sirve para conseguir la clasificación C en este apartado de la etiqueta en la mayoría de las dimensiones.

La gama Firestone Multiseason se pone a la venta en julio, y se irá ampliando progresivamente hasta alcanzar 50 dimensiones diferentes, cubriendo el abanico de llantas entre 13 y 18 pulgadas.