Tras 120 años de vida, Fiat apuesta por “democratizar la movilidad” con su prototipo eléctrico Fiat Concept Centoventi

La historia de Fiat es pareja a la historia del propio automóvil, por eso, en los tiempos que vivimos, en plena adaptación de la industria a la electrificación de los sistemas de propulsión, Fiat apuesta por un coche eléctrico que permita el acceso a este tipo de vehículos a la gran mayoría de usuario.

El Fiat Concept Centoventi se presenta desde el entorno del Salón de Ginebra como producto más revolucionario de la marca desde la fabricación del Fiat 600, un coche que acabó siendo un éxito y que su sombra llega hasta nuestros días adaptándose al contexto de la electrificación del automóvil.

El Fiat Concept Centoventi quiere ser el Fiat 600 del siglo XXI y, por eso, se presenta como un coche urbano, compacto, ágil, eléctrico y asequible.

Con su arquitectura que fija en 3.680 mm de largo, 1.740 de ancho, 1.527 de alto y una distancia entre ejes de 2.430 milímetros, queda patente que este coche es el utilitario de quienes usen el coche para sus quehaceres diarios, bien sea a modo individual o familiar.

Según la propia marca, se inspiran en el concepto “menos es más” para ofrecer un coche que, en principio, parece un vehículo de pretensiones sencillas como es la movilidad urbana sostenible pero que, como un pequeño tarro de esencias, derroche personalización sin que esto afecte a su precio de adquisición.

La personalización de un coche llevada a la máxima expresión en el Fiat Concept Centoventi

Así, este vehículo se ofrecería al cliente casi desde cero. Gracias al programa “4U” de Fiat, se podría elegir desde cuatro opciones de techo, cuatro paragolpes diferentes, cuatro embellecedores de las ruedas y hasta cuatro envolturas exteriores. A pesar de esto, el color de la carrocería sería único pero, en conjunto, se presentaría cada unidad con un altísimo grado de individualización gracias a las combinaciones de los elementos señalados.

Además, coincidiendo con el 120 aniversario, el Fiat Concept Centoventi ofrecería un catálogo de hasta 120 elementos extras para satisfacer los gustos del cliente, de los cuales, hasta 114 podrían instalarlos los mismos compradores. Una oda al tunning pero con piezas originales.

Como no podría ser de otra forma, esta apertura de mercado y a la tecnología, se apoya en un interior igualmente personalizable, digitalizado y con conectividad plena.

La habitabilidad del Fiat Concept Centoventi elevada a la máxima expresión

Con una capacidad de hasta cuatro viajeros, el interior del Fiat Concept Centoventi es totalmente configurable por el usuario. De hecho, en el salpicadero aparecen orificios u oquedades donde insertar nuevos accesorios o piezas, algunos de ellos, de fabricación casera cuando se disponga de una impresora 3D.

Además, gracias a la configuración minimalista, la imaginación del usuario será el que ponga límites a su personalización. Además de acrecentar la satisfacción del usuario, presenta soluciones prácticas en su uso como la de unos asientos traseros que se adaptan a la carga del maletero.

Democratización o revolución en el concepto de autonomía eléctrica

Pero donde Fiat pretende revolucionar el sector de los coches eléctricos es como su replanteamiento de la recarga o, al menos, la disponibilidad energética de sus vehículos.

Gracias la configuración de su acumulador energético, como paquete de baterías modulares, el cliente podrá elegir la autonomía de su vehículo mediante la compra o alquiler de unidades de baterías, lo cual permitirá al modelo de producción definitivo, rodar desde 100 a 500 km, es decir, según las necesidades o el uso que quien conduzca, así se elegirá la autonomía del modelo que avanza el Fiat Concept Centoventi.