Ferrari quiere crear nuevos modelos que pertenezcan a otros segmentos y no centrarse en los superdeportivos de alto rendimiento. Su SF90 Stradale y su Purosangre podrían ser el inicio.

El fabricante italiano está diversificando su alienación para atraer a una audiencia mucho más amplia y al mismo tiempo mantener la exclusividad del Cavallino Rampante. Ferrari dice que el Ferrari SF90 es el coche de carretera más poderoso, más avanzado y de mayor velocidad que jamás se haya producido, pero ampliará su línea de productos a través de la diversificación, según Enrico Galliera, jefe de marketing y comercial de la firma.

Ferrari dejará de ser predecible» tal y como ha asegurado Galliera. En lugar de centrarse en los reemplazos y las variantes tradicionales de los modelos ya existentes, Galliera espera transformar a Ferrari introduciendo nuevos segmentos en la gama, y no solo está hablando de su futuro SUV, el Ferrari Purosangre, planeado para 2022.

«Lo que estamos tratando de hacer es ser menos predecibles. Actualmente estamos estamos trabajando para rediseñar nuestros productos del futuro». «Por ejemplo, el Ferrari SF90 Stradale, recientemente revelado, no es un automóvil que estaba en nuestra gama de productos anteriormente. Es un coche completamente nuevo, una nueva tecnología, un nuevo segmento. Es lo que estamos llamando un ‘superdeportivo de rango’. No es un Ferrari LaFerrari. Pero tiene un rendimiento de superdeportivo, y está disponible para una gama más amplia de clientes».

Ferrari creará modelos para nuevos segmentos

El Jefe Comercial y de Marketing del Cavallino Rampante ha confirmado que habrá cinco modelos nuevos este año. Ya hemos visto al Ferrari F8 Tributo y el Ferrari SF90 Stradale, mientras que los tres restantes son desconocidos. Se espera que uno será una variante convertible del Ferrari 812 Superfast, y Galliera ha dado a entender que al menos uno estaría en un «nuevo segmento» para Ferrari.

Gallieri ha manifestado que «hay cinco lanzamientos en 2019. Estamos creando nuevos segmentos para que Ferrari atraiga diferentes perfiles de clientes. Hay unos pocos clientes que buscan algo diferente. Por ejemplo, el Ferrari Portofino no es necesariamente un pico Ferrari, pero es más elegante, más cómodo. Había mucha gente que quería un Ferrari, pero estaba asustada por un coche de alto rendimiento. Tenemos un dicho, Ferrari diferentes para Ferraristas diferentes».

Al expandir su variedad de modelos, Galliera cree que la marca puede mantener la exclusividad mientras sigue creciendo. «Esta es nuestra estrategia para el futuro. No estamos vendiendo más del mismo producto. Crecemos sin empujar un solo modelo». «Veremos crecimiento a través de nuevos segmentos. Y esperamos crecer más en los modelos de gama alta. Por ejemplo, el Ferrari SF90, que tiene un precio un 25% más alto que el resto de gama», ha puntualizado.

Cabe destacar que durante el pasado año, Ferrari consiguió vender 9.251 unidades, una cifra que se espera que crezca este año. La introducción de su SUV en 2022 está programada para impulsar el volumen hasta las 15.000 unidades.