La fusión de FCA y Renault parece más cerca que nunca, un acuerdo para formar el grupo automovilístico de más volumen del mercado. De ser así, este gigante tendría hasta 13 marcas en su cartera.

Hace poco más de un mes, surgió el rumor de que el grupo FCA y PSA estaban valorando la opción de fusionarse, movimiento del que surgiría un auténtico monstruo de la automoción. Sin embargo, poco tiempo después se conoció que el grupo italiano desechó dicha opción, pese a que FCA y PSA renovaron su acuerdo para desarrollar vehículos comerciales hace unos meses. PSA ha decidido poner su mira en el segmento premium, siendo su opción favorita la de hacerse con el grupo Jaguar/Land Rover.

Sin embargo, los movimientos en la industria no se han detenido ahí. Parece que FCA está ahora dejándose querer por Renault, puesto que ambas partes han confirmado que están en negociaciones y que la intención es cerrar un acuerdo de unión entre los dos grandes grupos, es decir, la fusión FCA-Renault. El objetivo de los dos grandes grupos sería crear una asociación que se colocara como uno de los gigantes del mundo de la automoción, de manera que cada grupo tuviera el 50% de dicha sociedad.

La fusión FCA-Renault formaría el grupo más potente del mercado

No es ninguna broma el hecho de que sería uno de los grupos con más poder del mercado, pudiendo mirar de tú a tú al Grupo Volkswagen. En caso de que ambos grupos se fusionaran, la cartera de marcas superaría la docena:

  • Las marcas de FCA Group son Abarth, Alfa Romeo, Chrysler, Dodge, Fiat, Jeep, Lancia, Maserati y RAM. Aparte del mercado europeo, el grupo italiano tiene una gran presencia y volumen de ventas en el mercado estadounidense.
  • Por otro lado, las marcas del Groupe Renault son cuatro: Renault, Dacia, Alpine y Lada.

Parece que el primer paso en caso de que este matrimonio se consumara es que hubiera un intercambio de tecnologías. Esta técnica está siendo muy utilizada en la actualidad, ya que favorece la reducción de costes de desarrollo y, como piedra angular, el poder trabajar juntos en crear sus nuevos modelos electrificados. Renault ya tiene experiencia en este tipo de vehículos y situándose como líder de ventas en vehículos 100% eléctricos, pero FCA no ha hecho los deberes en ese aspecto, por lo que debe mover ficha ya si no quiere que le pille el toro.

Este principio de acuerdo entre dos grupos del tamaño de los que estamos hablando denota la preocupación que tienen los grandes fabricantes de cara a los costes que va a suponer la nueva movilidad. Por ello, la única manera es unir fuerzas y presupuestos con otras grandes firmas para que los costes no afecten excesivamente a cada marca.

Jeep CherokeeNissan y Mitsubishi podrían verse damnificados con la fusión

Sin embargo, no todo iban a ser rosas en este acuerdo. En la cara más oscura se encuentra Nissan y Mitsubishi, grupo que mantiene un acuerdo llamado Renault–Nissan–Mitsubishi Alliance con el Groupe Renault desde el año 1999 y está vigente hasta 2022. Los malos resultados en el último ejercicio de la marca japonesa pueden hacer que la llegada de PSA les mande al banquillo.

En caso de que esto no fuera así y Nissan y Mitsubishi siguieran siendo una parte de la ecuación, el músculo del nuevo grupo resultante podría generar más de 15 millones de coches al año, cifra que le haría colocarse en el primer escalón de fabricantes a nivel mundial. En caso de que Nissan y Mitsubishi se desvincularan, se quedarían en 8,7 millones de vehículos.

FCA se encuentra en un momento delicado, puesto que está teniendo pérdidas en Europa, aunque están siendo sostenidas por el buen momento de ventas del que disfrutan Jeep y RAM en Estados Unidos. Por otro lado, Groupe Renault se encuentra en un momento estable, aunque Nissan está siendo un problema, con un 57% de pérdidas en el pasado ejercicio.

Por tanto, la fusión de FCA y Renault podría ser uno de los grandes bombazos del sector de la automoción. Sin embargo y como hemos dicho antes, este tipo de alianzas van a ser cada vez más habituales, puesto que a las marcas les conviene compartir los enormes presupuestos que vienen de desarrollar coches eléctricos. Por ello, siéntense y cojan palomitas: el mercado de fichajes acaba de comenzar.