FCA, Fiat Chrysler Automobiles revisa sus planes para Alfa Romeo y cierra las puertas al reemplazo del Alfa Romeo 8C

La presentación del prototipo Alfa Romeo Tonale no ha hecho sino confirmar que la marca italiana solo tiene ojos para los grandes triunfadores del año: los SUV híbridos.

A finales de octubre, FCA ha revisado sus planes a corto y medio plazo, los que abarcaban el ejercicio de 2018 hasta 2022 y ha tomado la decisión de editar la hoja de ruta que ponía sobre la mesa hasta 6 nuevos vehículos entre los que se incluye el nuevo Alfa Romeo GTV y un sustituto para el flamante Alfa Romeo 8C.

Algo que parece que no sucederá, ni para caso del nuevo deportivo asequible de Alfa Romeo ni para el del vehículo de ensueño de los italianos ya que ambos proyectos se han caído del tablón de coches nuevos.

El deportivo de altas prestaciones que pudiera poner en jaque a sus primos de Maserati y Ferrari sin renunciar al ADN de una marca con una historia vinculada a la competición y a la conducción deportiva como Alfa Romeo.

Se esperaba que el sustituto del Alfa Romeo 8C fuera una berlinetta de, al menos, 600 CV de potencia o, incluso más, en caso de asumir un sistema eléctrico. Algo que, definitivamente, no sucederá, al menos antes de 2022.

También el Alfa Romeo GTV prometía recuperar el espíritu de los bellos autos italianos que ofrecían unas emociones al volante puras sin comprometer la economía de los alfistas más modestos.

Tampoco llegará ni un nuevo compacto que dé relevo al Giulietta ni un sedán del segmento E que pudiera compartir o competir contra el Giulia, que se quedará sin la versión de batalla extendida, o LWB, que también estaba planeado que llegara, en principio, para el mercado chino.

Los italianos, siempre a la moda

En cambio, la caída de los modelos citados dará paso a dos nuevos SUV: un SUV del segmento C, basado en el Alfa Romeo Tonale y otro SUV pero del segmento B.

El Alfa Romeo Tonale será un SUV híbrido que llegará bajo la arquitectura electrificada ya presentada para el Jeep Renegade y el Jeep Compass híbrido .y que cubra el nicho que dejará el Giulietta.

Por su parte, el SUV B vendrá a rellenar el hueco dejado por el Alfa Romeo MiTo, un coche que dejó de fabricarse en 2018 debido al bajo interés que suscitaba.

Por el contrario, el Alfa Romeo Stelvio, incluso su versión más deportiva, logra atraer clientes y el Alfa Romeo Giulia se mantiene, a duras penas, como una de las pocas berlinas estilosas del mercado.

Sin duda, con esta reformulación de los planes de Alfa Romeo queda patente que los fabricantes viran, de manera inexorable, hacia la explotación al máximo de una moda que tiene a los SUV como motor de la economía de la industria de la automoción.