Los coches eléctricos han evolucionado mucho durante los últimos años. Sin embargo, siguen estando rodeados de un halo de falsos mitos que les perjudican, por lo que hoy vamos a desmontarlos

Los vehículos eléctricos han evolucionado enormemente durante los últimos años, por lo que han pasado de ser meros proyectos que veíamos muy lejanos a formar parte de nuestro día a día.

Pese a esto, todavía hay mucha desinformación acerca de esta alternativa y nos acabamos fiando de esos mitos que tan poco fundamento tienen. Seguro que habréis oído alguna vez que “los coches eléctricos contaminan lo mismo que uno de gasolina” o que “un coche eléctrico se incendia muy fácilmente”.

Pues bien, hoy os vamos a traer cinco falsos mitos sobre los coches eléctricos típicos de barra de bar o de los cuñados más experimentados en el arte de la falsa rumorología. Sin más dilación, vamos a exponerlos y, con la ayuda de un gigante como Volkswagen, a desmontarlos:

Desmontamos cinco falsos mitos sobre los coches eléctricos

“Los coches eléctricos contaminan lo mismo”

Este es uno de los ejes centrales de los discursos de los más escépticos sobre los vehículos eléctricos. Sin embargo, no tiene ningún fundamento, y es que los vehículos cero emisiones son más respetuosos con el medio ambiente y el clima que los diésel, gasolina e incluso híbridos.

Una de las razones que antes salían a la palestra era que las emisiones resultantes de la  producción de las baterías a menudo era demasiado alta, algo que te contamos en el reportaje de cuánto CO2 emite un eléctrico durante toda su vida.

Sin embargo, según un nuevo estudio realizado por la misma compañía sueca que dio los primeros resultados –los alarmantes-, las emisiones de la producción de baterías son de la mitad de lo que se suponía anteriormente. El motivo es que las marcas están esforzándose para que la energía necesaria para desarrollar sus celdas provenga de fuentes renovables, de manera que su fabricación se convierta en un ciclo completamente limpio.

“Comprar un coche eléctrico es demasiado caro”

Todos tenemos interiorizado que comprar un vehículo eléctrico sale bastante más caro que hacer lo propio con un homólogo de combustible. De hecho, no os podemos quitar la razón en este aspecto, y es que ya hicimos una comparativa de precios comparando el Opel Corsa e con sus hermanos de gasolina y diésel.

Esta tendencia está cambiando, por lo que ya tenemos eléctricos baratos como el Seat Mii electric que probamos hace unos meses. Sin embargo, esto no ha hecho más que empezar, y es que Volkswagen quiere dar un golpe sobre la mesa en este sentido con su ID.3.

El precio del Volkswagen ID.3 más básico en Alemania es de 30.000 euros y, con la ayuda que da su Gobierno de 6.570 euros, se queda en unos interesantes 23.430 euros. Por lo tanto, es más barato que el nuevo Volkswagen Golf con el motor de gasolina 1.5 TSI (26.640 EUROS) o con la opción diésel 2.0 TDI (28.105 euros).

“Las baterías se deterioran demasiado rápido”

A la espera de que las baterías de estado sólido entren en funcionamiento, todavía tenemos que depender de las de iones de litio. En principio, estas están desarrolladas para que durante 8 años o 160.000 kilómetros, se deterioren como mucho un 30%.

Por lo tanto, durante los primeros ocho años, su deterioro no será demasiado elevado. Sí que tendremos que tener en cuenta este proceso si vamos a comprar un coche eléctrico de segunda mano, pero esto no es nada nuevo, puesto que los motores de combustión también acaban perdiendo rendimiento con el paso de los años.

“Los coches eléctricos sólo sirven para distancias cortas”

Al igual que pasaba con el falso mito de que los vehículos eléctricos son demasiado caros, esta afirmación tenía todo el sentido del mundo hace unos años. Es cierto que la primera generación de vehículos eléctricos tenía integrantes con una autonomía sólo apta para trayectos urbanos.

Sin embargo, con el tiempo estas se van desarrollando y la autonomía de las mismas va evolucionando considerablemente, por lo que no te puedes perder nuestro reportaje con los 5 coches eléctricos con más autonomía de 2020. Como adelanto, os decimos que el Lightyear One consigue ya 725 kilómetros según el ciclo WLTP, más que muchos coches con motor térmico.Tesla Model 3 Performance

“Los vehículos eléctricos se incendian fácilmente”

Como os hemos dicho antes, esta es uno de las principales temas de comidilla entre los más “enterados” de la materia. Sin duda, noticias como la de que un Jaguar I-Pace ardió sin motivo en Holanda o que un Tesla Model S estalló en un parking de China no les dan buena publicidad.

Sin embargo, lo cierto es que los vehículos eléctricos se incendian con la misma frecuencia que los convencionales, es decir, una frecuencia muy baja. El Volkswagen ID.3 va a reducir más todavía este riesgo, y es que en caso de accidente, corta inmediatamente el flujo de energía para evitar los incendios fortuitos.