Se fabrica un Lamborghini Aventador impreso en 3D... ¡y funciona!

Se fabrica un Lamborghini Aventador impreso en 3D… ¡y funciona!

Se fabrica un Lamborghini Aventador impreso en 3D… ¡y funciona!

Escrito por: Mónica Redondo    16 octubre 2019     2 minutos

Este profesor de la Universidad de Colorado ha desarrollado un Lamborghini Aventador impreso en 3D en su propio garaje. Además, ahora ha conseguido arrancar

Este profesor de la Universidad de Colorado ha desarrollado un Lamborghini Aventador impreso en 3D en su propio garaje. Además, ahora ha conseguido que funcione. ¿Te atreves a comprobarlo?

El mundo de la impresión en 3D no cesa en su crecimiento y es que en los últimos años, ha comenzado una corriente que ha llegado hasta el mundo del automóvil. La impresión 3D se ha convertido en una tecnología disponible para cualquier persona; eso sí, siempre y cuando posea el dinero para invertir en una impresora 3D.

En Estados Unidos, la pasión por los deportivos de alto rendimiento ha ido más allá y ha juntado a un padre y a un hijo con un único objetivo: construir una réplica de Lamborghini Aventador a tamaño real e impresa en 3D. 

Lamborghini Aventador 3d

El autor de esta réplica del Lamborghini Aventador impreso en 3D se llama Sterling Backus. Es físico y profesor adjunto en la Universidad Estatal de Colorado. Backus armado con una impresora QIDI Xpro 3D que tiene un coste de aproximadamente 700 euros y otras dos más asequibles, comenzó a desarrollar el automóvil.

La réplica del Lamborghini Aventador en 3D funciona

Las piezas están pegadas con un adhesivo de metacrilato de metilo y las partes que no cuentan con la suficiente resistencia, están acompañadas de fibra de carbono con el objetivo de dotarlas de una mayor rigidez.

Este padre y físico ha podido imprimir en 3D la gran mayoría de los paneles y detalles exteriores del vehículo, incluidos los grupos ópticos que se ven idénticos a los de un Lamborghini Aventador real.

Esta réplica impresa en 3D no está impulsada por un motor V12 de 6,5 litros atmosférico sino por un motor de General Motors. Concretamente, por un LS1 de 5,7 litros de un Chevrolet Corvette de 2003. Además, Backus le ha añadido dos turbocompresores. No tenemos cifras de potencia y par disponibles, y hasta que llegue a un banco de pruebas, ni siquiera el propio Backus probablemente sepa cuánto está ganando. Una cosa que podemos decir con certeza es que es ruidoso, muy ruidoso.

A muchos apasionados de los automóviles les gusta potenciar y personalizar sus automóviles en sus garajes, pero muy pocos tienen las habilidades para construir un automóvil desde cero como Backus. Puede ser una réplica y no el verdadero negocio, pero aun así, el proyecto es bastante único y vale la pena echarle un vistazo.

Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.