Tras el décimo sexto estudio llevado por EuroRAP, el análisis exhaustivo de más de 1.300 tramos de la Red de Carreteras del Estado, se ha podido determinar cuales son los tramos de carretera en nuestro país más accidentados, y por lo tanto, con mayor riesgo.

El RACE ha participado como miembro del Programa EuroRAP, en el informe en el que se analiza el nivel de riesgo en las vías que forman la Red de Carreteras del Estado.

Tras más de 24.000 kilómetros analizados, así como la relación de los mismos entre los años 2015 y 2017, el informe del RACE presenta un nivel de peligrosidad mucho más elevado en 3.000 kilómetros dentro de este rango estudiado, es decir un 12,01% del total.

El informe EuroRAP, es un programa europeo cuyo cometido es la evaluación de riesgos en las vías que forman la Red de Carreteras del Estado. Teniendo en cuenta la evaluación de los siniestros durante los últimos años, la gravedad de los mismos o su relación con las características de la vía, se puede determinar cuales son los puntos más conflictivos, peligrosos….

Para llevar a cabo los estudios y por lo tanto, obtener los resultados, se han tenido en cuenta un total de 4.011 accidentes, entre los cuales figuran tanto fallecidos como heridos graves.

Analizando los sectores de carreteras de la TCE en función del Índice de Riesgo, se observa que un 73,86% de los tramos presentan un riesgo alto o medio-alto, los cuales llegan a un total de 3.018 kilómetros considerados en riesgo elevado.

Los resultados son realmente interesantes, dividiéndose por comunidades autónomas, podrían dividirse entre:

El riesgo más elevado se encuentra en Aragón, con el 35% del total, seguido de Cataluña con el 16% y Asturias con el 15,6% del total.

Por otro lado, en cuanto a número de kilómetros con riesgo elevado, Aragón también lidera esta estadística, con un total de 780 km, le siguen Castilla y León y Castilla-La Mancha con 747 y 430 kilómetros respectivamente.

Los resultados divididos por provincias nos cuentan lo siguiente:

Por provincias, los ocho primero kilómetros de las carretera N-642 en Lugo componen el tramo más peligroso de la RCE; seguidos de 12 kilómetros en la carretera N-230 en Lérida (entre el PK 133,4 y el PK 145,5), que además repite por tercer año consecutivo como tramo de riesgo elevado, y de los más de 60 kilómetros de la N-260 en Gerona (del PK 117,3 hasta el PK 179,5).

Entre los vehículos con mayor índice de siniestralidad, destacan tanto los vehículos de transporte o pesados como las motos o vehículos de dos ruedas.

Pese a poder determinar este tipo de resultados, los cuales a todas luces no son muy optimistas, es importante destacar que España sigue siendo uno de los países europeos con mejor calidad en su red de carreteras, tanto es así, que podemos estar orgullosos de ser uno de los 3 mejores dentro de esta categoría.