El fallo fue registrado en el sistema Autopilot 2.0 de un Tesla Model S y obliga al conductor a coger el volante para no salirse de la calzada.

El sistema Autopilot 2.0 (el hardware más reciente de la firma americana) de este Tesla Model S, es un claro ejemplo de que la tecnología autónoma tiene mucho camino por recorrer. En el siguiente video podemos ver como el defectuoso sistema Autopilot de este vehículo obliga a su conductor a realizar varias correcciones para mantener el coche dentro de su carril e incluso de la propia calzada.

Al conocer la noticia, Elon Musk, fundador y CEO de Tesla, no tardó en publicar un tweet en el que pide a sus clientes precaución a la hora de utilizar el sistema Autopilot de sus vehículos, pues algunos pueden necesitar ser reparados.

Lógicamente no todos los Tesla Model S tienen este problema; de hecho más bien pocos cuentan con este fallo. No obstante, videos como éste nos recuerdan que, aunque la tecnología autónoma haya avanzado mucho en muy poco tiempo, todavía está lejos de los niveles de seguridad que se esperan para convertirse en una forma de movilidad fiable y a gran escala.