Este Shelby Mustang Super Snake viene equipado con un kit de «anchura» que le otorga a su ya increíble diseño, un aspecto absolutamente épico.

Hoy os traemos un Shelby Mustang 2020 Super Snake que gracias a un kit renderizado que mejora su aspecto, y lo hace entre otras cosas, más ancho y agresivo, le otorga un aspecto épico.

Si vas a tunear algo, hazlo así

El Shelby Mustang 2020 Super Snake, ya es por sí solo una auténtica bestia. Hablamos de un monstruo que cuenta con un motor V8 de 5.0 litros, atmosférico, de los de antes, con un total de 710 CV y 825 CV con el pack más radical.

El diseñador Hugo Silva nos presenta un kit de diseño renderizado para darle un aspecto todavía más impresionante. Con este pack de tuning para su carrocería, girar cuello, e incluso llegar a «romperlo», está asegurado.

Las partes más impresionantes del diseño son los splitters delanteros y traseros. Estos dotan al modelo de un aspecto más ancho y fomentan su deportividad, haciendo parecer al modelo más bajo de lo que realmente es.

Por supuesto la parte frontal del vehículo, así como su nueva parrilla, inspirada por los Mustang RTR complementan un frontal épico y sobresaliente.

El famoso muscle car calza unas llantas impresionantes de plata en combinación un inmenso alerón perfomance que mejora su aerodinámica y de nuevo, incrementa más su deportividad.

Los pasos de ruedas son también más anchos y alargados. Visto desde el aire, el Shelby Mustang 2020 Super Snake que tenemos aquí, sigue dando miedo, y todo sin perder su atractivo de «chico malo».

Pese a sus increíbles 825 CV, este pack limitaría en ciertos aspectos su rendimiento a altas velocidades. Sería más un cambio en su aspecto para poder «fardar». Aunque tranquilos, podréis seguir haciendo drifting, haciendo donuts y quemando rueda a placer con este monstruito. Quién pudiera…