El conductor necesitó 17 cambios de dirección para aparcar su coche en paralelo después de emplear más de cinco minutos y estorbar a varios coches.

El aparcamiento en línea o paralelo es una de los desafíos más complejos a los que se enfrenta toda persona que se quiera sacar el carnet de conducir. Se trata de una maniobra que requiere de una buena capacidad visoespacial, de cierta intuición y para la que hay que conocer relativamente bien las medidas del coche. Por desgracia, hay quienes parecen no adquirir ninguna de estas capacidades tras obtener el permiso de conducir como podemos ver en el siguiente video.

Video aparcamiento bochornoso

Todos hemos visto sufrir a alguien para aparcar su coche en paralelo, pero lo del protagonista de este video es realmente bochornoso. Entendemos que no llevará mucho tiempo conduciendo, pero realmente cuesta creer que alguien haya podido aprobar el examen de conducir siendo tan malo aparcando.

Si de por sí la escena ya es graciosa, los comentarios del narrador – el que graba la secuencia desde su ventana – ofrecen un valor añadido que realmente eleva el acento cómico de este video.