Andrew Lee ha creado la organización sin ánimo de lucro “Driven To Cure” destinada a la investigación del cáncer de hígado no común. El principal motor de su campaña es el coche de sus sueños, un Nissan GTR.

A los 19 años, Andrew Lee fue diagnosticado con un extraño cáncer de hígado para el cuál no existe un tratamiento convencional. Los mejores pronósticos le daban entre uno y dos años de vida.

“Fue muy duro recibir la noticia de que tenía cáncer y que me diagnosticaran un año o como mucho dos de vida” afirma el joven estadounidense.

No obstante, lejos de compadecerse a sí mismo se puso manos a la obra. En primer lugar acudió al Instituto Nacional de Salud (NIH), donde a través de un método experimental, los investigadores tratan de prolongar su esperanza de vida.

Más tarde, el padre de Andrew preguntó a su hijo cual era su mayor sueño, a lo que Andrew respondió de broma: “Bueno, algún día tendré que tener el coche de mis sueños”. Su padre se tomó las palabras de su hijo muy en serio y varios días después Andrew fue a recoger un Nissan GTR al concesionario.

“No hay nada de lo que quejarse cuando estás conduciendo el coche de tu vida en la calle. Este GTR es la mejor medicina posible para el cáncer, es un coche que te saca sonrisas constantemente” aseguraba Andrew

Tras recibir el regalo de su padre, Andrew comenzó una campaña para ayudar a todas aquellas personas que se encuentran en una situación parecida a la suya. “Driven To Cure” es una organización sin ánimo de lucro creada por el propio Andrew para destinar ayudas a la investigación del cáncer de hígado no común. Con el objetivo de dar a conocer su organización y obtener el mayor número de donaciones posibles, el joven Andrew recorre el país con su Nissan GTR visitando diferentes eventos de motor.

“Quería utilizar mi pasión por los coches para ayudar a otra gente que como yo tenemos cáncer de hígado”

El Instituto Nacional de Cáncer (NCI) en los Estados Unidos será el principal receptor de las donaciones de “Drive To Cure”. El propio Andrew también deja claro en su web que ningún porcentaje de las donaciones irá destinada a su GTR.

Si quieres saber más sobre esta historia o estás interesado en donar a “Drive to Cure” visita el siguiente link.