La compañía de carreras Kroenenburg Autosport ha introducido el motor turboalimentado de un Audi TT RS en un buggy off-road.

La firma de carreras holandesa Kroenenburg Autosport ha creado un buggy que perfectamente podría salir en el libro Guinness de los récords. La compañía que es famosa por desarrollar centralitas para coches de carreras ha fabricado recientemente un buggy off-road con el motor turbo de cinco cilindros de un Audi TT RS. Este propulsor incorpora un sistema anti-lag y otra serie de modificaciones que aumentan su potencia hasta los 700 CV.

En este video podemos ver al buggy en un banco de pruebas soltando fuego por los tubos de escape. Imaginaros a un tigre salvaje en una jaula diminuta y os haréis una idea de lo feroz que es este coche. Tendremos que esperar a otra ocasión para ver a este monstruo en su hábitat natural y en plena acción.