La primera estación de servicio solar para coches eléctricos es de Gridserve y tendrá capacidad para 24 cargadores rápidos.

La primera estación de servicio solar para coches eléctricos tendrá 24 cargadores rápidos un supermercado y un centro de educación para conductores de coches eléctricos. Está desarrollado por la firma Gridserve.

Esta empresa de carga de coches eléctricos; Gridserve, ha comenzado a desarrollar su red nacional de estaciones de carga dedicadas. Esta será la primera de las 100 que tiene previstas. Las aperturas están programadas para este verano.

La primera estación de servicio solar para coches eléctricos se construirá como parte del plan de inversión de 1.000 millones de euros de la compañía. Esta primera electrolinera se construirá en Braintree, Essex, Reino Unido. Ofrecerá capacidad para que 24 vehículos eléctricos se carguen de forma simultánea a una velocidad de hasta 350 kW. 

Así es la estación de servicio solar para coches eléctricos

La compañía ha afirmado que los clientes tendrán que esperar entorno a 20-30 minutos al principio, pero que los tiempos de espera se reducirán a medida que evolucione la tecnología de las baterías. Actualmente, el único vehículo a la venta que puede cargar a una velocidad de 350 kW es el Porsche Taycan. Le sigue, muy de cerca, el Tesla Model 3 que tiene una compatibilidad de 250 kW.

La nueva estación de carga de Gridserve estará alimentada por una combinación de paneles solares montados en el techo, paneles solares separados y unidades integradas de almacenamiento de baterías, lo que asegura garantizará que «se puedan cumplir los objetivos de emisión de carbono, al tiempo que se mantienen los precios bajos».

Al igual que una estación de servicio de autopista convencional, la instalación Braintree de 101.171 metros cuadrados, justo al lado de la A131 de Reino Unido contendrá un pequeño supermercado, cafetería, sala de estar con Wi-Fi y salas de reuniones.

También contará con un ‘centro de educación para vehículos eléctricos‘ destinado a ayudar a los clientes a «comprender, probar y asegurar los vehículos más adecuados para ellos, con el objetivo final de proporcionar la confianza y el apoyo para la transición a un sistema totalmente eléctrico futuro».

Gridserve ha asegurado que apunta a ubicaciones que están cerca de carreteras, pueblos, ciudades y centros de transporte importantes para sus estaciones de carga. La firma espera tener una red nacional totalmente operativa dentro de los próximos cinco años, en línea con el plan del gobierno del Reino Unido de prohibir la venta de nuevos automóviles con motor de combustión para 2035.

El proyecto ha sido financiado en parte por una donación de casi cinco millones de euros de Innovate UK, una agencia respaldada por el gobierno que ofrece apoyo financiero a los desarrolladores de tecnología con sede en el Reino Unido.

Toddington Harper, CEO de Gridserve, ha manifestado «hemos diseñado nuestras estaciones de servicio eléctricas en torno a las necesidades de los conductores de vehículos eléctricos, actualizando el modelo de estación de servicio para un futuro de carbono cero neto.

«Muchas más personas quieren comprar vehículos eléctricos, pero les preocupa cómo cargarlos. Ayudaremos a resolver ese desafío y brindaremos la confianza necesaria para hacer el cambio al transporte eléctrico».

«Esta será la instalación de carga más avanzada en el Reino Unido, y posiblemente en el mundo. Los conductores podrán subir y cargar su vehículo a la velocidad más rápida que cada vehículo puede soportar, utilizando energía 100% renovable y con la mejor experiencia de carga posible».