Volkswagen América ha creado una T2 eléctrica con varios elementos creados mediante impresoras 3D. El motivo ha sido celebrar la creación de su nuevo Centro de Innovación e Ingeniería en California.

Volkswagen América ha presentado una nueva creación muy neo-retro: una Volkswagen T2 eléctrica. Esta corriente no puede estar de moda actualmente, por lo que coches como el Mini Cooper o el Fiat 500 se han convertido en auténticos superventas.

Sin embargo, esta Volkswagen T2 del año 1962 va un paso más allá. Se trata de la versión microbús de 11 ventanas y, además de tener un tren motriz completamente eléctrico, una gran variedad de elementos de su interior está fabricada con impresoras 3D.

Esta furgoneta tan especial se ha bautizado como Volkswagen Type 20 y cuenta con una gran cantidad de elementos salidos directamente de una impresora 3D. Estos elementos son sus llantas, unos retrovisores de complejísimo diseño, el volante o la estructura del banco de su interior, que emana del piso como si fuera una raíz de un árbol. Sin embargo, aquí te explicamos para qué se usan las impresoras 3D en la automoción.

Aparte de que se pueden crear formas imposibles para un robot de los que podemos encontrar en cualquier fábrica de coches, otra de las ventajas de las piezas impresas en 3D es que son mucho más ligeras. Esto lo demostró el especialista HRE, que lanzó las primeras llantas hechas con impresora 3D.

Nikolai Reimer, vicepresidente del Centro de Innovación e Ingeniería de California, declaraba: “La Volkswagen Type 20 es un ejemplo fantástico de cómo celebramos nuestra herencia mientras nos esforzamos por avanzar en nuestra tecnología”.

La Volkswagen Type 20 celebra dos décadas de innovación

Esta nueva creación no ha sido porque sí, sino que es la celebración de que el Laboratorio de Investigación Electrónica (ERL) de Volkswagen en EEUU se ha fusionado con el Centro de Innovación e Ingeniería de California (IECC). Para entender mejor esta unión, hay que decir que gracias a esta, se espera que sea el Centro de Investigación de Volkswagen más grande fuera de Alemania.

Scott Keogh, presidente y CEO de Volkswagen Group América, declaraba: “El futuro del Grupo Volkswagen se definirá por nuestro éxito en el desarrollo de nuevas tecnologías diseñados para satisfacer las necesidades de nuestros clientes”.

Con base en Silicon Valley, el ERL ha sido el principal centro de investigación e innovación para Volkswagen en territorio americano durante más de 20 años. Hasta 1998, este centro sólo contaba con tres ingenieros, sin embargo, en la actualidad ya hay más de 180 ingenieros, científicos sociales, investigadores y diseñadores de productos.

Con esta fusión de las dos entidades, el IECC estará formado por dos entidades: el Centro de Innovación de California (ICC), centrado actualmente en proyectos de iluminación; y el Centro de Ingeniería de California (ECC), que trabaja en los coches conectados y autónomos.

En estas instalaciones, Volkswagen ha desarrollado varias tecnologías como la navegación predictiva o el asistente por voz. Por lo tanto, la Volkswagen Type 20 es la celebración de dos décadas trabando en la innovación.

Recientemente, el Grupo Audi AG expandió la producción de sus instalaciones con un nuevo departamento de impresión 3D para fabricar nuevos elementos personalizados y herramientas auxiliares. Este no es el único centro del Grupo Volkswagen especializado en ésta técnica, puesto que Volkswagen abrió un nuevo centro de impresión 3D en Wolfsburgo.