Durante la Semana Santa se calculan más de 15 millones de desplazamientos y está en la mano de cada conductor mejorar el viaje si se evitan los errores más habituales antes de viajar

Durante los próximos días, las carreteras de todo el país se vuelven en un hervidero donde miles de coches circulan en todas direcciones y sentidos en busca del destino deseado.

Algunos de estos desplazamientos serán de corta distancia, pero, en su mayoría, son los de media y larga distancia los que coparán el mayor kilometraje.

Para hacer más amenos, seguros y llevaderos estos desplazamientos, es recomendable tener en cuenta algunas recomendaciones y así evitar los errores más habituales antes de viajar.

Dejar para el último momento la revisión del coche

coche ocasiónLa falta de previsión, las prisas, la ausencia de una rutina de revisión o mantenimiento del coche… factores que pueden provocar que, llegada la hora de subir al vehículo y emprender la marcha se caiga en que no se ha tenido en cuenta la revisión de los puntos esenciales del automóvil.

Presión y estado de los neumáticos, de los discos y pastillas de freno, luces, líquidos como el del refrigerante, limpiaparabrisas, frenos, aceite, etc. deben ser revisados habitualmente, una vez al mes o cada 1.000 km recorridos.

En caso de necesidad, debería acudirse al taller mecánico a para resolver el problema, por eso es recomendable hacer esta revisión con antelación por si fuera necesario acudir al especialista y poder ser atendido, ya que, también, en estas fechas, estos reciben gran afluencia de público.

Por lo que, no solo es necesario revisar con antelación el coche sino anticipar la visita al taller para no quedarnos fuera de la agenda del mismo.

No planear el trayecto

Salir a la aventura tiene sus ventajas pero, en operaciones de salida o retorno, dejar para el último momento la planificación del viaje no es recomendable.

Por muchos motivos, planificar la ruta, los tiempos y los lugares de las paradas para descansar ahorrará no solo tiempo perdido en un atasco o llegar a un área de servicio saturada.

Idear una hoja de ruta, evaluando las mejores horas para viajar en Semana Santa o, evitando las peores horas para ponerse en marcha, tomando las carreteras más convenientes para el viaje, marcando puntos de descanso cada 200 km o dos horas viajadas ayudará a hacer más ameno y llevadero el trayecto, a la vez que seguro debido a que, el cansancio, la fatiga y el sueño son los principales causantes de accidentes.

Colocar al azar el equipaje

En el maletero, bajo los asientos, entre las plazas delanteras, en la bandeja trasera… los elementos sueltos en el habitáculo se tornan en proyectiles en caso de frenar bruscamente por lo que su inocua relevancia cuando el vehículo está en pleno proceso de carga da un giro radical cuando la inercia del coche hace de ellos verdaderos peligros.

Además de los objetos sueltos o, incluso, las mascotas, los bultos transportados en el maletero influyen en el comportamiento del vehículo. Es recomendable saber cómo colocar el equipaje en el coche.

Colocar por volumen y no por el peso los bultos, o, sencillamente, al azar es una mala práctica. La colocación de los elementos más pesados en el piso del maletero y de forma más próxima al centro del coche, aumentará la estabilidad del coche.

Igualmente, la colocación de carga fuera del coche debe realizarse acorde a la normativa establecida. La DGT publicó un vídeo ilustrativo al respecto de cómo no transportar bultos sobre y dentro del coche.

Y llegado el caso, será momento de echar mano de un remolque para transportar todo lo que no quepa en el maletero siguiendo nuestros consejos para circular con remolque.