En el siguiente video se puede comprobar como la pick up de Toyota pasa serios apuros durante el test de evasión de obstáculos.

La octava generación del Toyota Hilux no figura entre las pick-ups mas estables del mercado, como se puede observar en este video en el que a punto está de volcar. Con 48 años de experiencia a las espaldas, Toyota ha creado una furgoneta con un problema mayúsculo: no es estable en los cambios bruscos de dirección.

La publicación sueca Tekniken Varld, conocida por casi volcar el Mercedes Clase A de 1997 y el Jeep Grand Cherokee de 2012, ha definido el nuevo Hilux como muy inestable durante maniobras evasivas. Tras someter al vehículo una prueba de evasión de obstáculos, el Hilux tuvo un rendimiento pésimo a tan solo 60km/h. A velocidades incluso mayores, sus competidores no encontraron dificultad al realizar ese mismo test.

El Toyota Hilux incluye el control de estabilidad electrónico, pero la ausencia de un sistema antivuelco junto a un excesivo agarre de sus neumáticos, provoca una alta probabilidad de volteo tal y como apunta Ruben Borjesson, probador de coches de laTekniken Varld.