El Tesla Roadster será aún más rápido de lo anunciado (1,9 segundos de 0 a 100 km/h) gracias a la tecnología aeroespacial de SpaceX, asegura Elon Musk en un tweet.

La segunda generación del Tesla Roadster promete ser el hiperdeportivo eléctrico definitivo, más aún tras el último tweet publicado por Elon Musk (fundador de Tesla), donde asegura que el nuevo Roadster ofrecerá un paquete opcional denominado “SpaceX option package” que mejorará aún más el rendimiento del coche gracias a un sistema de turbinas basados en la tecnología de cohetes espaciales de SpaceX.

10 turbinas para mejorar su aceleración, frenado y paso por curva

Tesla Roadster turbinas

Musk asegura que, con el mencionado “SpaceX option package”, el nuevo Tesla Roadster incluirá aproximadamente 10 pequeñas turbinas situadas a lo largo de la carrocería. El fundador Tesla también afirma el hiperdeportivo “mejorará drásticamente su aceleración (actualmente fijada en 1,9 segundos de 0 a 100 km/h), velocidad máxima (más de 400 km/h), capacidad de frenado y paso por curva” con esta tecnología.

¿Cómo funcionan estas turbinas?

Tesla Roadster

Aunque Elon Musk no ha dado muchos detalles sobre el funcionamiento de las turbinas, sabemos que serán propulsadas por aire atmosférico comprimido. Entendemos que aquellas turbinas cuyo flujo de aire esté dirigido hacia la parte trasera servirán para mejorar la aceleración, mientras que las situadas en el frontal actuarán como un freno atmosférico de alta presión.

Antecedentes de coches con turbina

Tesla Roadster

Cabe recordar que el Tesla Roadster no sería el primer coche en utilizar un sistema de turbinas. En el Salón del Automóvil de Paría de 2010 fue presentado el Jaguar C-X75, un prototipo que incorporaba varias microturbinas de gas que servían para recargar las baterías que impulsaban sus cuatro motores eléctricos.

Mejores prestaciones que un Buggatti Chiron a un precio bastante inferior

Tesla Roadster

Recordamos que el nuevo Tesla Roadster tendrá un precio de 200.000 dólares (172.000 €) en su versión básica, un coste que podría llegar a multiplicarse al incluir el paquete “SpaceX option package”. En cualquier caso, su precio seguiría estando muy por debajo del hiperdeportivo más prestacional del mercado, el Bugatti Chiron (2,4 millones de euros), cuyos 1.500 CV de potencia no le sirven para desbancar al futuro coche eléctrico de Tesla. Estas son las especificaciones técnicas que conocemos del nuevo Tesla Roadster:

Tesla Roadster