Ford investiga junto con la Universidad RWTH de Aachen el uso de micrófonos múltiples para mejorar el procesamiento del habla.

Que un coche tenga control por voz hoy por hoy no es sorprendente, pero a partir de 2022 podrían hasta ser “empáticos”. Se espera que el reconocimiento por voz esté disponible en casi todos los coches para esas fechas. Ford y la universidad RWTH de Aachen están investigando una forma de mejorar el procesamiento del habla para mejorar este servicio.

El control por voz es una tecnología actual que permite acceder a ciertas funcionalidades de nuestro vehículo con sencillos comandos de voz. El sistema de conectividad SYNC 3 de Ford ya puede ser controlado mediante comandos de voz. Podemos buscar un restaurante en el GPS del automóvil simplemente diciendo “tengo hambre”. Este tipo de ayudas son muy útiles porque facilitan la vida de las personas, ya que no tienen que distraerse para realizar una búsqueda en marcha.

sistema conectividad Ford

Los expertos aseguran que en el futuro los coches podrían ser capaces de saber cómo nos encontramos en cada momento. Los sistemas de conectividad del futuro identificarían nuestros rasgos faciales o bien ligeros cambios, modulaciones o inflexiones en nuestra voz utilizando micrófonos y cámaras. De esta forma nuestro coche podría ser capaz de adaptar la iluminación a nuestro estado de ánimo, identificar que canciones nos gusta escuchar si estamos estresados, alegres, o en qué momento preferimos simplemente el silencio, sin que tengamos que decirle nada. De este modo se quiere avanzar hacia el “coche empático”, es decir, que éste sepa en cada momento como estamos y como ayudarnos. Previsiblemente los sistemas del futuro se convertirán en asistentes personales con capacidad de cambiar citas de tu agenda o pedir comida a domicilio mientras estamos en un atasco gracias a la nube. Se cree que la tecnología de reconocimiento de voz estará disponible en casi todos los coches a partir de 2022.

sistema conectividad Ford

Ford está llevando a cabo un proyecto de investigación junto a la Universidad RWTH de Aachen para mejorar el procesamiento de voz en los sistemas de sus vehículos. Otro de los objetivos de este programa es mitigar el efecto de ruido externo para evitar posibles interrupciones en la comunicación entre hombre y coche.

Según Nuance, empresa que desarrollo junto con Ford el SYNC 3, dentro de unos dos años los sistemas de control de voz de nuestro coche nos podrían preguntar cosas como… “Te estás quedando sin tu chocolate favorito y tu tienda preferida lo tiene en stock. ¿Quieres pasar por allí y comprarlo?”.

Ford presentará sus nuevos avances en conectividad la semana que viene en el World Mobile Congress de Barcelona.

Vía Newspress