El Porsche 919 Hybrid Evo, más rápido que un F1… pero con truco

Porsche ha “desempolvado” su Porsche 919 Hybrid ganador en Le Mans y ha batido el récord de vuelta rápida en el mítico circuito de Spa-Franchorchamps, superando la pole de Lewis Hamilton con su Mercedes F1 W07 el año pasado. ¿Cómo lo han hecho?

Más de una vez te habrás preguntado qué es más rápido, si un LMP1 de Le Mans o un Fórmula 1. Las comparaciones son odiosas, y más en este caso. Ni un proptotipo LMP1 podría hacer nada en una carrera de Fórmula 1… ni un Fórmula 1 se comería un colín no ya en las 24 Horas de Le Mans. Sencillamente no tendría nada que hacer en ninguna de las carreras del Mundial de Resistencia WEC, ni siquiera en las más cortas, que son de 6 horas.

Porsche 919 Hybrid Evo

Pero en Porsche, en una operación de marketing genial, han decidido seguir sacando provecho al 919 Hybrid, el dominador en Le Mans durante los tres últimos años, tras el abandono de la marca alemana de esta competición para centrarse, entre otras cosas, en la Fórmula E. Y lo han hecho batiendo el récord de vuelta rápida en un circuito mítico como Spa-Francorchamps.

El Porsche 919 Hybrid Evo frente al Mercedes F1 W07

La referencia a batir era el tiempo conseguido por Lewis Hamilton para establecer la pole position en la carrera de la F1 disputada en agosto de 2017: 1:42:553 minutos. El piloto de Porsche, Neel Jani, paró el crono a los mandos de su Porsche 919 Hybrid Evo en 1:41:770 minutos, rebajando el tiempo de Hamilton con el monoplaza de F1 en 0,783 segundos.

Porsche 919 Hybrid Evo

La velocidad máxima conseguida durante la vuelta rápida fue de 359 km/h, con una media de 245,61 km/h. Porsche también facilita las condiciones climáticas en las que se realizó el récord: temperatura ambiente de 11 grados centígrados, y temperatura en el asfalto de 13 grados centígrados.

Porsche 919 Hybrid Evo

Claro que este récord tiene truco. El Porsche 919 Hybrid con el que se ha conseguido lleva el apellido “Evo”. ¿Qué quiere decir esto? Pues sencillamente, que el coche no es el mismo con el que la marca compitió en el WEC. “Queríamos demostrar hasta dónde podía llegar el Porsche 919 Hybrid sin estar sujeto a las restricciones de la normativa del campeonato”, explican responsables de Porsche.

Porsche 919 Hybrid Evo

Y vaya si lo han demostrado. Quizás más relevante que los 0,78 segundos de ventaja frente al Fórmula 1, lo sea el siguiente dato: frente al Porsche 919 Hybrid de competición que corrió en Spa, el “Evo” rebaja el tiempo de vuelta nada menos que… ¡12 segundos! No lo sabremos nunca, pero habría que ver de lo que es capaz un Mecedes F1 W07 “deslimitado”, sin tener que cumplir la regulación de la FIA en cuanto a motor o aerodinámica. Pero puedes apostar a que sería más rápido que el LMP1.

Motor híbrido sin limitaciones: 720 CV de potencia

Porsche revela que los cambios principales en el 919 Hybrid Evo se centraron en la aerodinámica, utilizando evolución del coche de 2017 preparado para el WEC 2018, antes de que la marca decidiera retirarse de esta competición. El sistema de propulsión híbrido se mantuvo sin cambios, con el motor V4 turboalimentado y dos sistemas de recuperación de energía. Claro que sin las limitaciones de eficiencia que impone el WEC, y equipado con el software de gestión correspondiente, los 500 CV de potencia del motor de combustión 919 Hybrid en su versión de carreras se convirtieron en 720 CV para el coche del récord.

Porsche 919 Hybrid Evo

Pero ahí no queda la cosa. Si por normativa, en la carrera de Spa en 2017 el sistema de recuperación de energía sólo pudo gestionar 6,37 megajulios, ya sin restricciones, en su vuelta rápida esta versión Evo pudo utilizar 8,49 megajulios. Esto supone que la potencia de la parte híbrida también aumenta, en este caso de 400 a 440 CV.

Porsche 919 Hybrid Evo

Y fruto de las modificaciones aerodinámicas realizadas, el Porsche 919 Hybrid Evo presenta un 53 por ciento más de carga aerodinámica que el coche utilizado para clasificación en Spa 2017. El peso se redujo hasta los 849 kg (39 kg menos) eliminando el sistema de aire acondicionado, el limpiaparabrisas, las luces y otros sensores necesarios en competición. Michelin se encargó de fabricar los neumáticos específicos para un coche capaz de generar más carga aerodinámica que un Fórmula 1, utilizando nuevos compuestos que permitiesen conseguir el agarre necesario sin comprometer la seguridad.

Galería de imágenes Porsche 919 Hybrid Evo