Si hay un coche que puede desafiar la aceleración instantánea del todopoderoso Tesla Model S P100D ese es el Porsche 911 Turbo S.

El rival del Tesla en cuestión es la versión antigua 997.2 del Turbo S que como base tiene un motor de 532CV y 700Nm de par. No obstante, para ponérselo más complicado al Tesla, el 911 Turbo de este video incluye un pack de mejoras que incrementan su potencia hasta los 600CV y los 800Nm de par.