El nuevo Mazda CX-3 llega en verano

Renovación para uno de los SUV urbanos más “pintones”: en el Salón de Nueva York se presenta el restyling del Mazda CX-3, que llega en verano con cambios estéticos y novedades en equipamiento y motores.

Lleva en el mercado desde 2015, pero en Mazda han decidido actualizar el modelo de acceso a su gama SUV, el Mazda CX-3, que se ha presentado en el Salón del Automóvil de Nueva York.

mazda cx-3 2018

Como puedes imaginar, no es que el Mazda CX-3 necesitara muchos cambios, que ya recibió una puesta al día el año pasado. Su diseño sigue plenamente actual y en consonancia con el de los últimos modelos de la marca. Aun así, Mazda aprovecha para añadir una nueva parrilla delantera, nuevos diseños para las llantas de aleación, un llamativo color de carrocería “rojo cristal” y algún que otro cambio en el interior orientado a mejorar la funcionalidad. Destacan aquí el freno de estacionamiento eléctrico con función de autobloqueo, el reposabrazos central y un nuevo asistente a la conducción en atascos en el caso de las versiones con cambio automático. También es novedad la posibilidad de equipar –pendiente de definir versiones y mercados– faros con tecnología led matricial.

mazda cx-3 2018

Para la gama de motores, Mazda anuncia mejoras de cara a la reducción de emisiones contaminantes y consumos. El 1.5 diésel aumenta ligeramente la cilindrada, y añade un sistema de descontaminación de los gases de escape para reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno; todavía no se ha notificado la potencia final ni la cilindrada, respecto al actual 1.5 de 105 CV. En gasolina, el 2.0 atmosférico del Mazda CX-3 –disponible hasta ahora en versiones de 120 y de 150 CV– también recibe algunos ajustes para cumplir con la norma Euro 6d-Temp, y ajustar los consumos teniendo en cuenta ya las pruebas de emisiones bajo condiciones reales de conducción.

Galería de imágenes Mazda CX-3 2018