No lo decimos nosotros sino la productora que ha decidido que el nuevo Land Rover Defender sea uno de los coches de “Sin tiempo para morir”, la nueva película de 007

El nuevo Land Rover Defender ha nacido con la premisa de ser el mismo de siempre, con la salvedad de mejorar lo que ya era sublime. Un todoterreno de la vieja escuela que se ha adaptado a los tiempos sin perder su capacidad para ser incluido entre los coches más bellos para embarrar.

Por eso, por su porte y por sus capacidades este coche ha sido uno de los elegidos para participar en el rodaje de la nueva película del agente secreto al servicio de Su Majestad más famoso de todos los tiempos, James Bond.

En su filme, aún por estrenar, llamado «Sin tiempo para morir» participa el Land Rover Defender 110, la versión de carrocería y batalla extendida de alta capacidad de carga y con una configuración interior para 5, 6 o 5+2 plazas, un coche que aparece como una estrella más dentro del elenco de vehículos de pedigrí que intervienen en las películas protagonizadas por 007.

En este caso podemos ver cómo los especialistas de la película han utilizado una versión preparada para las escenas de alto riesgo donde el vehículo afronta, supera y vuelve a encarar un sinfín de desafíos.

Esto es, en parte, gracias a una arquitectura que le confiere unas cotas como todoterreno gracias a disponer de unos ángulos de ataque, ventral y salida de 38, 28 y 40 grados, respectivamente además de una profundidad de vadeo máxima de 900 milímetros que se apoya en el programa Wade del sistema Terrain Response 2 para atravesar las aguas con la seguridad que aporta conducir todo un todoterreno con capacidades off-road como éste.

A pesar de esta configuración, el equipo de producción ha equipado a este coche con unas llantas de 20 pulgadas dignas de un coche de altas prestaciones pero que han sido recubiertos con neumáticos específicos para actividades off-road  lo cual no ha hecho sino aumentar su atractivo frente a las cámaras y su eficacia en pleno rodaje gracias al acabado Santorini Black que lucirá en la película.

Igualmente, como se aprecia en las imágenes, el equipo de diseño ha decidido tratar el coche con acabados oscuros y protecciones inferiores que añaden un plus de atractivo y misterio a este nuevo Land Rover Defender tan cinematográfico.

 

Una película que aún se hará esperar ya que no será hasta el día 2 de abril de 2020 cuando se estrene en Reino Unido, antes que en ningún otro país esta nueva película de James Bond, Sin tiempo para morir.