Pasar por encima de un bache sin notar nada sería perfecto, ¿verdad? Pues con la amortiguación inteligente del nuevo Ford Focus va a ser posible.

A nadie le gusta el efecto que los baches mientras se conduce. Ni por sus posibles consecuencias mecánicas ni, obviamente, por la incomodidad  de circular por una vía llena de irregularidades que nos hacen “tambalearnos” dentro de los asientos. Y como en Ford también son conscientes de ello, el nuevo Ford Focus incorporará un sistema con el que los incómodos baches dejarán de notarse como hasta ahora.

nuevo ford focus

La amortiguación inteligente del nuevo Ford Focus

Podemos hablar de los baches como uno de los principales enemigos de los conductores. Conocedores de sus peligros, desde Ford han desarrollado un novedoso sistema con el que mitigar el malestar de las irregularidades de las carreteras, puesto que las vías en mal estado siguen siendo numerosas en nuestras carreteras.

El sistema del nuevo Ford Focus está compuesto por 12 sensores que detectan la aparición de un bache en nuestro camino. Y además de avisar en el panel de instrumentos, trabaja junto con la suspensión para hacer casi imperceptible el paso del neumático por encima del inoportuno agujero.

nuevo ford focus

Esta tecnología es posible gracias a que los sensores detectan el preciso instante en el que la rueda va a pasar por encima del bache y, en tan solo 2 milisegundos, son capaces de ajustar los amortiguadores a su configuración más dura para que la suspensión absorba la irregularidad y no se transmita al habitáculo del nuevo Ford Focus. Además, la suspensión trasera puede adaptarse aún más rápido (en una fracción de segundo) gracias a un aviso que la rueda delantera consigue enviar a la trasera.

Un equipamiento opcional

Aunque Ford no ha confirmado precio al respecto, algunos portales como Autocar desvelan que la nueva amortiguación inteligente, que será opcional, rondará los 750€ (650 libras en UK) de coste extra a los 19.550 € de salida con los que llega al mercado en este verano de 2018. Aunque sí vendrá de serie en los nuevos Focus que incorporen la suspensión adaptativa.

Puedes ver el funcionamiento del sistema en el siguiente vídeo: