El nuevo Chevrolet Camaro ZL1 marca un tiempo hasta 11 segundos más rápido que su predecesor en el circuito de Nurburgring.

Si hay algún coche que pueda tumbar el dicho de que los Muscle Cars no son buenos girando, ese es el nuevo Chevrolet Camaro ZL1. Las anteriores generaciones de este modelo, Z/28 y ZL1, pasaron serias dificultas en el circuito de Nurburgring, pero esta nueva generación ha marcado un tiempo increíble en el “infierno verde”.

Su tiempo de vuelta (7:29.60) no es solo 11 segundos más rápido que el de su predecesor sino que además está ridículamente cerca de la marca obtenida por el M4 GTS que paró el cronómetro en un meritorio 7:27.88.

¿A que se debe esta espectacular marca obtenida por el nuevo Camaro ZL1?. En líneas generales es debido a que la nueva generación es más potente y menos pesada que la anterior, concretamente posee 19 CV extra y pesa 100 kg menos.