Desde Nürburgring al círculo polar, pasando por el desierto. BMW ultima la fase de pruebas y validación de la nueva generación del BMW X5, que podría ver la luz en septiembre en el Salón de París.

La cuarta generación del BMW X5 está a la vuelta de la esquina. Se espera que su debut ante el público tenga lugar en el Salón del Automóvil de París, que tiene lugar el próximo mes de septiembre. Mientras tanto, BMW se encuentra en la fase final de validación y pruebas con los prototipos pre-serie, con coches camuflados.

Y por lo que podemos ver, en BMW no quieren que el nuevo X5 pierda ni un ápice de sus cualidades offroad. Más aún, diríamos que lo que busca la marca alemana es que su nuevo BMW X5 sea la auténtica referencia dentro y fuera del asfalto.

BMW X5 2019

Para ello, además de las habituales pruebas en distintas zonas climáticas repartidas por todo el mundo, BMW está ensayando el X5 en todo tipo de terrenos. Y esto implica la puesta a punto del chasis en el exigente circuito de Nürburgring. Pero también todo tipo de ensayos sobre el hielo del círculo polar o la arena del desierto. El BMW X5 estrenará un nuevo sistema de suspensión y de tracción total, además de la dirección integral activa (por primera vez en un BMW de la familia “X”) que permitirá que el SUV se transforme “a golpe de botón”, adaptándose a cualquier superficie.

BMW X5 2019

Por lo demás, las imágenes en video y las fotografías de los coches camuflados anticipan un nuevo BMW X5 que mantiene sus proporciones y una imagen que ganará en poderío gracias a la nueva parrilla y a las agresivas tomas de aire frontales. La nueva plataforma, que también utilizará el BMW X7, permitirá un ahorro de peso que superará holgadamente los 200 kg en algunas versiones. El BMW X5 2019 también será el encargado de estrenar el nuevo sistema de infotainment de BMW. Para los motores, se esperan los actuales 4 y 6 cilindros de la marca, y también la correspondiente versión híbrida enchufable.