La casa de componentes Proform ha sorprendido a todos con esta creación mágica durante el SEMA Show 2016, un motor V8 recubierto con cristales Swarovsky.

Si de algo se trata el SEMA Show es de no dejar indiferente a nadie. En una exposición de automóviles donde la personalización, el tuneo y los accesorios son la nota predominante, no pueden faltar ciertas rarezas que rocen los límites de lo excéntrico. En esta ocasión, Proform ha asombrado a todo el público en las Vegas con un motor V8 recubierto por cristales.

La casa de componentes postventa nos ha obnubilado con esta creación mágica. Este motor V8 Ford Racing esta compuesto por mas de 13.000 cristales de Swarovski. Lo mires desde el ángulo que lo mires refleja el brillo como ningún otro propulsor.

No es la primera vez que la compañía de componentes utiliza el vidrio como adorno en sus motores. Como se puede observar en el siguiente video, Proform ya inciaba esta tendencia en el año 2012.

Y en 2014, Proform siguió con esta extraña costumbre recubriendo de cristales varios motores de Ford y Chevrolet.